La oferta de turismo rural está orientada a grupos: el 53.2% de los alojamientos tiene capacidad para 7 y 16 personas, mientras que tan solo el 19% dispone de oferta para acoger entre 2 y 6 plazas. Sin embargo, la demanda de viajes en pareja asciende al 51.7%.

La nueva edición del Barómetro del Turismo Rural en España, elaborado por el portal especializado Clubrural y el Departamento de Turismo de la Universidad Nebrija, trata de estudiar la situación del sector, los problemas y las tendencias en torno a él. Los datos del segundo semestre de 2015, comparados con los del primero, dejan algunas conclusiones interesantes tanto de los alojamientos como de las preferencias del viajero, entre ellas si el turismo rural preparado para alojar parejas.

El turismo rural está estructuralmente orientado a grupos. Una conclusión sencilla de extraer cuando se observa que la mayoría de establecimientos ofrecen alojamiento para entre 7 y 10 personas (un 26.7% del total de casas), seguido de los que tienen capacidad para entre 11 y 16, suponiendo un 26.5%. En el lado opuesto están los que dan cabida a entre 2 y 6 personas, con tan solo un 19%.

El turista rural prefiere viajar en pareja. Existe un desajuste importante entre la oferta y la demanda de casas rurales para dos personas. De hecho, en el segundo trimestre de 2015 el 51.7% de peticiones de reserva solicitadas a través de Clubrural se hicieron buscando establecimientos para dos personas. Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana, son las regiones donde más demanda de este tipo de casas hubo.

Niños y accesibilidad. Dos puntos importantes que el sector todavía no ha logrado abarcar: es necesaria una orientación del turismo rural a niños y mejorar la accesibilidad. El 74.6% de los alojamientos no dispone de zonas infantiles o actividades específicas para niños, a pesar de ser una de las más demandadas. Por otro lado, el 80% de las casas no están adaptadas a personas con dificultades en la movilidad.

Descienden los precios. En los últimos seis meses de 2015 el coste de una persona por noche ha bajado. Si en el primer semestre el 28.6% de los alojamientos estaban entre 15 y 20 euros, en el segundo, esta cifra ha ascendido hasta el 33.8%. En contraposición han descendido aquellos que se encontraban entre 20 y 30 euros del 41.7% al 41.5%. La Región de Murcia es la comunidad más económica con el 58.4% de los establecimientos entre 15 y 20 euros e Islas Baleares la más costosa, donde 6 de cada 10 alojamientos superan los 45 euros.

El turista rural se anticipa. El 24.4% de los viajeros reserva con entre 15 y 30 días de antelación, mientras que un 22.4% lo hace entre 31 y 60 días.

Móvil frente a ordenador. Las búsquedas a través de dispositivos móviles (62.41%) ya superan a las realizadas a través del ordenador (37.59%).

Castilla y León, reina del turismo rural. Con el 20.6% de los alojamientos rurales, es la comunidad con más establecimientos (2.572 según el INE). A más de 7 puntos de diferencia, aparece Cataluña con el 13.2% y 1.653 y Andalucía (12.5% con 1.561). Estos números se traducen en turistas. Las tres regiones mencionadas son las que más reservas han tenido en el segundo semestre de 2015. Entre ellas, suman el 42.9% de las gestiones en estos establecimientos (Andalucía 16.2%, Castilla y León 13.4% y Cataluña 13.3%).

Resumen
Título
¿Está el turismo rural preparado para alojar parejas?
Descripción
El 53.2% de los alojamientos rurales tiene capacidad para 7 y 16 personas, mientras que tan solo el 19% dispone de oferta para acoger entre 2 y 6 plazas. Sin embargo, la demanda de viajes en pareja asciende al 51.7%.
Autor