Pureza, frescura y elegancia son los tres conceptos en los que se basa la filosofía y el estilo de la Maison Laurent-Perrier desde que en 1948 Bernard de Nonancourt tomara las riendas de la firma francesa. Y son también la base del diseño que el arquitecto Jean-Michel Willmotte ha aplicado al proyecto de la nueva […]

Pureza, frescura y elegancia son los tres conceptos en los que se basa la filosofía y el estilo de la Maison Laurent-Perrier desde que en 1948 Bernard de Nonancourt tomara las riendas de la firma francesa. Y son también la base del diseño que el arquitecto Jean-Michel Willmotte ha aplicado al proyecto de la nueva bodega Grand Siécle, recién inaugurada.

Tanques de acero vitrificado. Bodega Grand Siécle, diseño del arquitecto Jean-Michel Willmotte

En contra de los métodos en uso, la marca prefirió desde el primer momento tanques de acero inoxidable en lugar de tradicionales barricas de roble, buscando un perfecto control de las fermentaciones, el desarrollo de sabores afrutados y la pureza, una novedosa idea que dio lugar en la década de 1960 a la primera bodega de acero vitrificado. 

Ahora y bajo el mismo concepto, nace la nueva bodega Grand Siécle. Para descubrirla hay que descender a las cuevas, siguiendo las escaleras y galerías abovedadas, como un camino secreto. Las luces son suaves y el ruido apenas un murmuro. Protegidos por un doble cristal y cerraduras se encuentran los catorce tanques de separación con una capacidad de 110 hectolitros distribuidos en torno a un pasillo central. 

 Allí se cultivan varios grandes vinos de la Côte des Blancs y Montagne de Reims, esperando dos años desde la vendimia hasta complementar el equilibrio perfecto. En esta Bodega dedicada a los vinos de reserva se centra lo mejor para el futuro Grand Siècle. 

 En tanques cilíndricos de doble pared de acero inoxidable, el vino se desarrolla plenamente protegido del aire para evitar la oxidación, que podría alterar su elegancia y causar envejecimiento prematuro. El aire acondicionado y la ventilación provienen de una estructura con forma de arco para hacer circular el aire por sí solo. 

Una sala de catas cierra la perspectiva de este espacio. Las líneas de diseño son limpias, ordenadas, ajustadas, trasladando la filosofía original de pureza, elegancia y frescura.

Acerca del arquitecto Jean-Michel Willmotte

Jean-Michel Willmotte (Soissons, Francia, 1948), estudió diseño de interiores en la Camondo School de París. Apenas dos años después de graduarse, fundó su propia agencia en París en 1975. Su estilo influyó en una serie de personalidades como François Mitterrand, quien le ecargó el diseño de parte de sus apartamentos privados en el Palacio del Elíseo en 1982. Poco después, el alcalde de Nimes, Jean Bousquet, le encargó la remodelación del ayuntamiento y el Museo de Bellas Artes.

Jean-Michel Wilmotte obtuvo su título de arquitecto en 1993, lo que le permitió comenzar a trabajar a gran escala y desarrollar su concepto de ‘diseño interior de las ciudades’, a la vez que aplicaba la misma atención a la utilización de materiales nobles y extrema atención a los acabados en sus obras a escala menor. 

Con los años, su estudio, Wilmotte & Associates, se ha diversificado y opera principalmente en cinco áreas clave: arquitectura , diseño de interiores , la museología , el urbanismo y el diseño, contando actualmente con 185 empleados que trabajan con proyectos en más de 20 países de todo el mundo.


{jathumbnail off}