Actualmente la producción intensiva de ganado es la única alternativa para responder al cada vez más creciente incremento en la demanda de productos cárnicos como consecuencia del crecimiento demográfico a nivel mundial, cuya población total acaba de sobrepasar los 8000 millones de personas.

De hecho, la FAO —Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura— prevé para el año 2050 un aumento del consumo de carne de casi el 73 %, como consecuencia de un mayor consumo per cápita de proteína animal en los países en desarrollo.

Ante este problema, la tecnología de agricultura celular para obtención de carne cultivada puede suponer una opción sostenible a los productos cárnicos convencionales que ayude a la industria cárnica a complementar esta creciente demanda, además de contribuir a aliviar las repercusiones medioambientales de la producción ganadera intensiva. En este sentido, el pasado mes de noviembre la FDA (Agencia gubernamental de Estados para la Administración de Alimentos y Medicamentos) dio por primera vez luz verde a un producto cárnico cultivado —mediante tecnología que utiliza células vivas animales— como parte del proceso de revisión previa a su comercialización de la compañía Upside Foods, tras haber completado con éxito las exhaustivas pruebas de seguridad previas a la comercialización exigidas.

Y en el caso concreto de España, el pasado mes de septiembre el Instituto de Comercio Exterior de España (ICEX) ha decidido apoyar con una subvención de más de 750 000 euros el proyecto investMEAT, de la empresa española de biotecnología BioTech Foods, orientado al escalado industrial de la carne cultivada.

Hacia una producción industrial de carne cultivada

Y en esta misma línea, el Centro Tecnológico AINIA está desarrollando el proyecto Smartmeat, una investigación integral para ayudar a las empresas a superar los retos tecnológicos existentes actualmente, y posibilitar así la producción industrial de la carne obtenida en laboratorio.

Teniendo en cuenta los requerimientos sociales, medioambientales, legales y tecnológicos, la iniciativa está trabajando en cuatro aspectos clave del proceso tecnológico de obtención de la carne In vitro:

  • La optimización de la obtención de las células aptas para la producción de carne in vitro.
  • El desarrollo de estructuras celulares complejas que mimeticen el tejido muscular.
  • La reducción de los costes del medio de cultivo mediante la búsqueda de opciones basadas en proteínas alternativas que resulten más saludables, sostenibles y con un precio competitivo.
  • Y conseguir una producción eficiente que cumpla con las expectativas, a un coste asumible para el público, con las propiedades organolépticas de la carne convencional.
Resumen
Hacia la producción de carne cultivada a nivel industrial
Título
Hacia la producción de carne cultivada a nivel industrial
Descripción
Actualmente la producción intensiva de ganado es la única alternativa para responder al creciente incremento en la demanda de productos cárnicos como consecuencia del crecimiento demográfico a nivel mundial, cuya población total acaba de sobrepasar los 8000 millones de personas.
Autor