Durante años considerado como el segundo mejor cocinero del mundo, después de nuestro Ferrán Adriá, Heston Blumenthal nació en Londres en 1966 y pasó su infancia en Berkshire, Inglaterra, donde todavía hoy en día vive con su esposa y sus tres hijos. A los quince años Heston viaja por primera vez a Francia con sus […]

Durante años considerado como el segundo mejor cocinero del mundo, después de nuestro Ferrán Adriá, Heston Blumenthal nació en Londres en 1966 y pasó su infancia en Berkshire, Inglaterra, donde todavía hoy en día vive con su esposa y sus tres hijos.

A los quince años Heston viaja por primera vez a Francia con sus padres. En este viaje visita L’Oustau de Baumaniere, uno de los mejores restaurantes de Francia, situado en un pequeño pueblo de la Provenza, un hecho que hizo que desde entonces quedara prendado del maravilloso mundo de la gastronomía.

Al regresar al Reino Unido intentó conseguir un puesto en alguna de las cocinas de los hoteles y restaurantes Londres pero a sus dieciséis años esta tarea le resultó realmente difícil y sin inmutarse pasó la siguiente década aprendiendo por sí mismo, con la única ayuda de innumerables libros, los fundamentos de la cocina francesa y además trabajando en diferentes ocupaciones para poder seguir financiando sus viajes a Francia, que era lo que realmente deseaba: empaparse de los maestros.
 
Durante estos traslados aprovechaba para visitar restaurantes, viñedos, queserías, carnicerías y todo tipo de productores de artículos artesanales. Su investigación fue extensa, profunda y decidida, atributos que pronto se convirtieron en la marca de su éxito.

En agosto de 1995, el hasta entonces autodidacta chef abrió su propio restaurante, The Fat Duck, en su país natal, Inglaterra, de hecho en su propia ciudad Bray, condado de Berkshire, consiguiendo en el plazo de menos de 10 años, en concreto en enero de 2004, las codiciadas tres estrellas Michelín.

En abril de 2005 The Fat Duck recibió el reconocimiento internacional por su enfoque único a la gastronomía y fue proclamado mejor restaurante del mundo, según la reconocida lista San Pellegrino. De 2006 a 2009 se mantuvo permanentemente en el segundo puesto, por detrás de elBulli.

Explorador de la cocina histórica

En sus primeros días en The Fat Duck uno de los libros que más le impactaron fue “On Food and Cooking” (Sobre la Alimentación y la Cocina), de Harold McGee, una publicación que ponía en duda las hasta entonces reglas fundamentales de la cocina tradicional. Las teorías expresadas en ese libro modificaron por completo los  métodos y procesos de cocción que Heston tenía en la cabeza y que había practicado hasta entonces.

Intrigado por estas teorías, Heston inició una especie de viaje interior para explorar más a fondo la ciencia de los alimentos, así como los efectos del olfato y el gusto en el paladar, los sentidos, la memoria y las emociones.
Heston Blumenthal está considerado hoy en día como un verdadero alquimista culinario por su innovador estilo de cocina. Su trabajo le ha otorgado el reconocimiento internacional y su investigación sobre el viaje sensorial de la gastronomía le ha permitido trabajar con historiadores de los alimentos, perfumistas y  fisiólogos y bioquímicos de todo el mundo.
 
En la británica  New Years Honours List (Lista de Honores de Año Nuevo) de 2006 recibió el premio otorgado por Su Majestad la Reina de Inglaterra por su contribución a gastronomía británica y más tarde, ese mismo año, sus trabajos en colaboración con la Universidad de Reading le valieron un un Doctorado Honorífico en Ciencia.

Su programa de televisión “Heston Blumenthal-En busca de la perfección’”, que muestra su personal  acercamiento a los platos clásicos ingleses, ganó un premio GQ Glenfiddich en 2007. En 2008, su restaurante The Fat Duck  fue votado como el mejor de Gran Bretaña la UK Good Food Guide.

Blumenthal-plato