“Consume aceite de oliva virgen extra con seguridad extra, extra” es el titular de la campaña que con el objetivo de promocionar el uso de botellas de aceite de oliva virgen extra con tapón irrellenable en hostelería —una iniciativa promovida por la UE— han puesto en marcha la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) […]

“Consume aceite de oliva virgen extra con seguridad extra, extra” es el titular de la campaña que con el objetivo de promocionar el uso de botellas de aceite de oliva virgen extra con tapón irrellenable en hostelería —una iniciativa promovida por la UE— han puesto en marcha la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) de Jaén y la Diputación.

En el acto de presentación de la campaña, celebrado ayer lunes, el secretario general de UPA-Jaén, Agustín Rodríguez, explicaba: “Se trata de algo que debería de formar parte del sentido común y que se tendría que haber estado haciendo desde hace mucho tiempo: sustituir, lo más rápido posible, las famosas aceiteras por botellas con tapón irrellenable para garantizar el aceite de oliva virgen extra que se sirva en la restauración.”

El objetivo de esta iniciativa es garantizar la autenticidad del producto en lo que se refiere a la marca, la calificación y al aceite que va dentro de la botella. En este sentido, Agustín Rodríguez aseguraba que “parece lógico que no tengamos que esperar a tener una normativa que obligue, puesto que, ya que el aceite es nuestro producto estrella y la base de nuestra economía, consideramos que es básico que quien se siente en un restaurante de la provincia de Jaén tenga las máximas garantías del producto que toma, eliminando las aceiteras y poniendo botellas con tapón irrellenable”.

Un poco de historia

En noviembre de 2012 la Unión Europea anunciaba que estaba estudiando la posibilidad de endurecer las medidas de control para evitar el fraude en la comercialización de aceites de oliva.

Entre los diferentes análisis que los grupos de trabajo de la UE estaban llevando a cabo en ese sentido figuraban la revisión de los diferentes reglamentos sobre comercialización y etiquetado, así como sobre la obligatoriedad de utilizar envases irrellenables en bares y restaurantes, en lugar de las tradicionales aceiteras, una medida que el propio Ministerio español de Agricultura estaba ya analizando ante las demandas del sector productor, aunque sin haber desarrollado ninguna normativa en concreto. 

A finales de febrero de este año el presidente de la Asociación de Bares, Cafeterías y Restaurantes de la provincia de Jaén, Gabriel Archilla, tras valorar positivamente la resolución de la UE señalaba que “Jaén debe ser un ejemplo para los demás y ser los primeros en dar un paso al frente” y anunciaba que la Asociación platearía a la Diputación la creación de una comisión en la que estuvieran representadas todas las partes, empresarios, administración, consumidores y fabricantes, para anticiparse a los acontecimientos y ser los primeros.

Artículos relacionados

Jaén quiere adelantarse a la obligación de eliminar las aceiteras

La UE podría prohibir las aceiteras en bares y restaurantes


{jathumbnail off}