La Betizu, raza bovina que se encuentra distribuida en zonas de Navarra, Guipúzcoa, Vizcaya y Aquitania (Francia), ha sido declarada Raza Autóctona por el Ministerio. Catalogada en peligro de extinción, cuenta con menos de mil animales inscritos en el libro genealógico, que se crían en régimen extensivo destinados principalmente a la producción de carne.

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha autorizado el uso del logotipo Raza Autóctona a la Federación de criadores de la raza bovina Betizu/Betizu-hazleen federazioa (FEBE), como entidad reconocida para la gestión del Libro Genealógico de esta raza, tras la aprobación del pliego de condiciones por parte del Gobierno de Navarra.

La Betizu es una raza bovina autóctona, catalogada en peligro de extinción, que se encuentra distribuida en zonas de Navarra, Guipúzcoa, Vizcaya y Aquitania (Francia). Esta raza, principalmente destinada a la producción de carne, se cría en régimen extensivo y es capaz de aprovechar pastos muy duros de las zonas prepirenaicas, lo que contribuye al mantenimiento de los montes.

Según datos de la Federación de criadores de Betizu/Betizu-hazleen federazioa de 31 de diciembre de 2016 (últimos datos consolidados), la raza Betizu cuenta con 922 animales inscritos en el Libro Genealógico, distribuidos en cuarenta explotaciones.

Logotipo Raza Autóctona

La autorización del logotipo Raza Autóctona a esta raza supone un reconocimiento tanto a las buenas cualidades de estos animales, como al papel que ejerce en la protección medioambiental y sociocultural, al fijar la población en el medio rural.

Con esta autorización son ya 42 las razas autóctonas que pueden utilizar este logotipo que, hasta la fecha, ha sido cedido a 38 asociaciones de criadores y a 3 federaciones de asociaciones. De estas, 18 han sido reconocidas por el Ministerio de Agricultura; 9 por Galicia; 3 por Andalucía; 2 por cada una de las comunidades de Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura y Madrid; y una reconocida por Cataluña, Aragón, Islas Baleares y Navarra.

Las razas de ganado autóctonas son objeto de una especial protección por parte de las administraciones públicas, no sólo como parte del patrimonio genético animal de España, sino también porque mayoritariamente se crían en régimen extensivo, con las beneficiosas consecuencias para la sostenibilidad del medio rural que ello conlleva.

Los consumidores demandan una mayor información sobre el origen de los productos que consumen, lo que aconseja establecer una identificación específica mediante un logotipo para los productos procedentes de animales de razas autóctonas. Necesidad que el sector productor de estas razas ha puesto de manifiesto en reiteradas ocasiones a través de las asociaciones de criadores de animales de razas puras.

Resumen
Título
La Betizu, nueva Raza Autóctona
Descripción
La Betizu, raza bovina catalogada en peligro de extinción, que se encuentra distribuida en zonas de Navarra, Guipúzcoa, Vizcaya y Aquitania (Francia), ha sido declarada Raza Autóctona por el Ministerio.
Autor