Catalogada en peligro de extinción, la raza bovina Cárdena Andaluza, adaptada a las dehesas y zonas de serranía del Suroeste peninsular con climas secos y calurosos, pastos muy fibrosos y con escasos puntos de agua, se encuentra censada principalmente en las provincias de Córdoba, Cádiz y Málaga.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha autorizado el uso del logotipo Raza Autóctona a la Asociación Nacional de criadores de ganado bovino de raza Cárdena Andaluza, entidad reconocida para la gestión del Libro Genealógico de esta raza.

La raza bovina Cárdena Andaluza es una raza catalogada en peligro de extinción. Debe su nombre al color de su capa y su especial localización en Andalucía. En la actualidad su censo se distribuye en la Comunidad Autónoma de Andalucía, principalmente en Córdoba y también en Cádiz y Málaga; en Castilla-La Mancha en la provincia de Ciudad Real, y de forma minoritaria con una ganadería en Extremadura, en la provincia de Badajoz.

Actualmente no llegan a 1.000 animales —en concreto, 977— los inscritos en el libro genealógico, distribuidos en diez explotaciones, según los últimos datos facilitados por la Asociación Nacional de criadores de ganado bovino de raza Cárdena Andaluza. El papel medioambiental que juega es similar al de otras razas autóctonas bovinas explotadas en extensivo, jugando un papel importante en la lucha contra incendios y el control de la maleza. Se trata de una raza adaptada a las dehesas y zonas de serranía del Suroeste peninsular, con climas secos y calurosos, pastos muy fibrosos y con escasos puntos de agua.

La autorización del logotipo Raza Autóctona Cárdena Andaluza pone en valor tanto los caracteres favorables de la carne de estos animales como su papel en la protección medioambiental y la sostenibilidad de su producción. Con esta nueva incorporación son ya 35 las razas autóctonas que pueden utilizar el logotipo Raza Autóctona. El logo se ha cedido a 33 asociaciones de criadores y a 1 Federación de Asociaciones, 14 de ellas reconocidas por el MAGRAMA, 2 por Andalucía, 1 por Aragón, 2 por Castilla-La Mancha, 2 por Castilla y León, 9 por Galicia, 2 por Madrid, 1 por Islas Baleares y 1 por Extremadura.

Un largo viaje de dos millones de años

Clasificada como raza autóctona en peligro de extinción, la Cárdena Andaluza —explican desde la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Bovino de Raza Cárdena Andaluza (RCA)— es el resultado de un largo viaje que empezó hace dos millones de años con los primeros integrantes conocidos de la especie (Bos acutifrons), de la que deriva la rama del Bos taurus ibericus (30000 a. C.), el tronco bovino más característico de España, y de esta al tronco negro ibérico, apartándose de ambas variedades debido al aislamiento y a la selección de la capa cárdena.

La evolución natural ha imprimido a esta raza unas características particulares: no requieren de un cuidado excesivo, tienen facilidad para desplazarse en busca de alimento, su mantenimiento no implica grandes esfuerzos, resisten bien infecciones y enfermedades, los partos suelen ser sencillos y las madres proporcionan buen alimento, entre otras. Se trata de especímenes de movimientos ágiles, reacciones rápidas y respuestas prontas. De ahí su tradicional aprecio como animales de trabajo.

Desplazada por la mecanización del campo, poco a poco fue sustituida por otras razas, teniendo que desarrollar su aptitud cárnica. Actualmente está relegada al anonimato y ostracismo. Ante tal situación, en junio de 2006 un grupo de ganaderos decidió organizarse con el fin común de preservar esta raza, constituyendo la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Bovino de Raza Cárdena Andaluza (RCA), con los objetivos de su conservación, mejora y fomento.

Resumen
Título
La Cárdena Andaluza, declarada raza autóctona
Descripción
El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha autorizado el uso del logotipo Raza Autóctona a la Asociación Nacional de criadores de ganado bovino de raza Cárdena Andaluza.
Autor