Cuando el pasado año 2010 Noma fue elegido el mejor restaurante del mundo -un reconocimiento que ha mantenido este año según la recientemente publicada Lista S, Pellegrino 2011- su joven chef, René Redzepi, quiso completar su magnífica propuesta de cocina y vinos con una cerveza que casara verdaderamente con su personal concepto gastronómico global. La […]

Cuando el pasado año 2010 Noma fue elegido el mejor restaurante del mundo -un reconocimiento que ha mantenido este año según la recientemente publicada Lista S, Pellegrino 2011- su joven chef, René Redzepi, quiso completar su magnífica propuesta de cocina y vinos con una cerveza que casara verdaderamente con su personal concepto gastronómico global.

La búsqueda le llevó hasta la Proefbrouwerij, la empresa creada por el maestro cervecero Dirk Naudts y su esposa en la localidad belga de Lochristi, muy cercana a Gante. Junto al experto danés Mikkel Borg Bjergso, los cerveceros flamencos trabajaron para conseguir que el encargo de Redzepi, que ofrece en el Noma como “la cerveza de la casa”, fuera una cerveza amarga, un sabor equilibrado que recuerda ligeramente la popular Duvel o las mejores “triples”.

Cada dia más chefs se interesan por la cerveza

Según su creador, el profesor e ingeniero cervecero Dirk Naudts, “se trata de una cerveza de estilo belga, con una fermentación añadida en botella, de malta danesa y lúpulo esloveno”.

En opinión de Naudts “cada vez más chefs reconocidos ponen su punto de mira en las cervezas ya que es una bebida que gracias a la multitud de materias primas y técnicas, permite una mayor creatividad que el vino”.