Los órganos de control de la Denominación de Origen Monterrei han detectado un posible fraude por entrada de uva foránea estimada en un volumen de 35.000 Kg. en la bodega Pazo Blanco Núñez, SL., bodega amparada por dicho organismo. Reunido el Consejo Regulador de la D.O. Monterrei y visto el expediente abierto por los responsables […]

Los órganos de control de la Denominación de Origen Monterrei han detectado un posible fraude por entrada de uva foránea estimada en un volumen de 35.000 Kg. en la bodega Pazo Blanco Núñez, SL., bodega amparada por dicho organismo.

Reunido el Consejo Regulador de la D.O. Monterrei y visto el expediente abierto por los responsables del control de calidad de este consejo, han decidido imponer cautelarmente, y a la espera de nuevos informes, sanciones tanto económicas como de perdida  de contraetiqueta bajo el símbolo y amparo de calidad, prestigio y buen hacer que caracteriza a esta D.O.

Para Antonio A. Méndez, Presidente de la D.O., este triste incidente significa que el control que ejerce la D.O. es absolutamente riguroso, asegurando que no se van a permitir, de ninguna manera, los presuntos fraudes que se intenten realizar.

«Tolerancia cero con los tramposos»

Para Méndez es ya demasiado el sacrificio que se ha tenido que realizar en las hectáreas incluidas, con episodios muy dolorosos como es la poda de viñas no autóctonas, “que nos ha costado muchos años, mucho trabajo, y mucho sudor, para lograr un producto de una calidad excelente y multipremiado tanto a nivel nacional como internacional, siendo hoy por hoy uno de los grades referentes de los vinos gallegos”, razón por la que el Presidente del Consejo Regulador advierte, “tolerancia cero con los tramposos, no tienen lugar en la D.O. Monterrey”.