El Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC, inauguró el pasado miércoles en la sede del Parlamento Europeo en Bruselas su exposición ‘La vid, el vino y el CSIC’, una muestra que ofrece una visión multidisciplinar, divulgativa y didáctica sobre el vino y la vid en la historia y la cultura de España.

“La vid y el vino son objeto de investigación científica, no solo por razones de diversidad botánica, y son objeto también de constantes innovaciones tecnológicas gracias a las cuales podemos disfrutar a partir de precios muy asequibles de caldos excelentes y absolutamente fiables para el consumidor”, aseguraba durante la inauguración el presidente del CSIC, Emilio Lora-Tamayo sobre esta muestra que también ahonda en la importancia de la vid en el comercio de la península ibérica y presenta la labor del CSIC en la investigación e identificación de diferentes variedades de vid reales.

Por su parte, Carmen Martínez, investigadora del CSIC y comisaria de la exposición, afirmaba que “a través de la vid y el vino, Europa no solo ha aportado a la humanidad un cultivo, un fruto, un alimento o una bebida. A través de ellos, ha aportado también ciencia con mayúsculas, conocimientos en distintos campos y grandes científicos”.

La vid, el vino y el CSIC

El recorrido por La Vid, el Vino y el CSIC comienza con un repaso por el centenar de variedades de vid que existen en España y cuyo origen se encuentra en la Vitis vinifera, una planta de origen mediterráneo que a lo largo de los siglos se ha ido cruzando, de manera natural o por acción del hombre, dando origen al importante patrimonio cultural y agrario que existe en España, el primer país del mundo en superficie de viñedo y un ejemplo de diversidad en cuanto a zonas vitícolas, con 69 Denominaciones de Origen. La exposición dedica un lugar destacado al herbario más antiguo del mundo, que data de 1802 y es obra del ampelógrafo Simón de Rojas Clemente, primer científico en establecer un método para describir las diferentes variedades de vid.

Yacimientos arqueológicos que desde 1997 investigan científicos del CSIC y que datan de la antigua Mesopotamia y Egipto ponen de manifiesto que ya entonces la vid y el vino formaban parte de la vida cotidiana del hombre como alimento, medicina o incluso cosmético. Son numerosas sus referencias en escritos bíblicos, en la literatura, en lugares de culto y necrópolis o en pinturas murales que se pueden observar en la exposición, donde se analizan sus técnicas de cultivo y redes de distribución y comercio, desde la antigüedad, pasando por la Edad Media, hasta nuestros días. Las investigaciones testimonian que tanto en la prehistoria, durante la cultura ibérica y tartésica, en la época romana o en Al–Andalus, pese a su prohibición, el consumo de vino era habitual en todas las escalas sociales.

Resumen
Título
La exposición 'La vid, el vino y el CSIC', en el Parlamento Europeo
Descripción
Se ha inaugurado en el Parlamento Europeo la exposición ‘La vid, el vino y el CSIC’, una visión multidisciplinar, divulgativa y didáctica sobre el vino y la vid en la historia y la cultura de España.
Autor