Un 13,3 % de los hogares españoles no pueden acceder de forma regular a alimentos suficientes en términos de calidad y cantidad que aseguren su crecimiento y desarrollo normal, es decir, experimentan inseguridad alimentaria, un problema estructural que no se debe a crisis coyunturales, ya que antes de la pandemia el 11.9 % de hogares españoles ya sufría esta condición.

Es la principal conclusión que se extrae del informe Alimentando un futuro sostenible realizado por la Universidad de Barcelona y la Fundación Daniel y Nina Carrasso que mide por primera vez en España los niveles de inseguridad alimentaria en los hogares españoles antes y durante la COVID-19.

La inseguridad alimentaria en los hogares españoles

El estudio —encuesta representativa a 1.350 hogares de todas las comunidades autónomas que pregunta sobre la experiencia de inseguridad alimentaria antes de la COVID (de marzo de 2019 a marzo de 2020) y durante la pandemia (de julio de 2020 a julio de 2021)— revela el problema de la inseguridad alimentaria en España, la falta de acceso a una alimentación sana y sostenible y la necesidad de promover medidas y políticas centradas en las personas y su dignidad para construir una sociedad más justa y asegurar un planeta vivible para las generaciones futuras.

Entre los resultados y datos que se extraen destacan especialmente:

  • Un 13,3 % de los hogares españoles experimentan inseguridad alimentaria, lo que afecta a unos 2,5 millones de hogares y a casi 6.235.900 personas en todo el país.
  • Con la pandemia, el número de hogares que experimentan inseguridad alimentaria ha pasado del 11.9 % al 13.3 %, lo que demuestra que el problema es estructural y no producto de una determinada coyuntura.
  • Casi un millón de hogares (2.438.124 personas) ha tenido que reducir su ingesta de alimentos por falta de recursos, es decir, sufre inseguridad alimentaria grave.
  • La inseguridad alimentaria grave se ha duplicado desde que empezó la pandemia de la COVID-19.
  • Los resultados de este trabajo evidencian que en España no se garantiza el derecho a la alimentación adecuada y que el país se encuentra lejos de alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible 2: Hambre cero.
  • Los indicadores de inseguridad alimentaria se manifiestan de forma más acusada en los hogares con un nivel socioeconómico más bajo y/o aquellos que tienen más dificultades para llegar a fin de mes. En esta línea, la investigación establece una relación clara entre la incidencia de inseguridad alimentaria y los casos donde todos o algunos de los miembros del hogar se encuentran en condiciones laborales precarias.
  • El análisis de los resultados pone de manifiesto que la inseguridad alimentaria también tiene como consecuencia el exceso de peso, una enfermedad crónica o alguna discapacidad en alguno de los miembros de la familia.
  • Más del 18 % de los hogares españoles carece de equipamiento para almacenar y cocinar alimentos frescos.
Resumen
La inseguridad alimentaria en los hogares españoles antes y durante la pandemia
Título
La inseguridad alimentaria en los hogares españoles antes y durante la pandemia
Descripción
Un 13,3 % de los hogares no pueden acceder de forma regular a alimentos suficientes en términos de calidad y cantidad que aseguren su crecimiento y desarrollo normal, un problema estructural que no se debe a crisis coyunturales, ya que antes de la pandemia el 11.9 % de hogares españoles ya sufría esta condición.
Autor