Taberna La Carmencita, una de las tabernas más antiguas de Madrid acoge, desde el 15 de mayo y hasta el 30 de junio, una exposición de fotografías del maestro Pepe Lamarca, que deja un gran legado de la historia del Flamenco a través de su objetivo.

La Carmencita, considerada como la segunda taberna más antigua de Madrid, fue testigo de la década de los 70, época dorada del flamenco en Madrid, y sus paredes guardan los secretos de guitarristas, cantaores y bailaores que acudían a coger energía antes de cada función en el mítico tablao Los Canasteros.

Ahora, el actual propietario de la taberna, Carlos Zamora quiere rendirles homenaje con una exposición única del gran fotógrafo Pepe Lamarca, un artista que deja un gran legado de la Historia del Flamenco a través de su objetivo. “Esta exposición se la dedico a la memoria de Melchor de Marchena y de su hijo Enrique de Melchor, y a su música, que siempre estará viva”, comenta Carlos Zamora.

Del exilio al flamenco

En los años 70, el fotógrafo argentino Pepe Lamarca, tuvo que exiliarse de su país donde fotografiaba la dura realidad del trabajador argentino. Al llegar a España comenzó a trabajar en Casa Gades, donde conoció a todos los artistas, y de repente, se convirtió en un fotógrafo industrial de portadas de discos.

Ahí se dio cuenta de que “fotografiar a los flamencos era lo mío, su marginalidad, su elegancia, su arte, su energía…”. Así, sin filtros y sin retoques, porque como él dice “siempre trabajo con libertad”, el fotógrafo ha retratado a los más grandes guitarristas, cantaores y bailaores.

Ahora, La Carmencita le abre sus puertas a sus fotos que recogen escenas como las espontáneas risas entre Paco de Lucía y Camarón, los ojos de Terremoto junto a la cara de José Menese, la calva llena de pensamiento de Antonio Mairena, la juventud inocente de José Mercé, los trajes maqueados de Menese y Fosforito, la delicadeza de Carmen Linares, o las arrugas vividas de El Gallina, entre otras históricas tomas. Fotos que transmiten vida y cuentan historias, la de la familia de los flamencos.

Platos de inspiración flamenca

Pero, además, durante los días de la exposición también se podrá disfrutar de unas originales recetas inspiradas en el mundo del flamenco, recetas de esas que dan energía después de tocar, bailar y cantar. Entre sus propuestas, Riñones e hígados ecológicos por alegrías de Cádiz con huevos fritos, Callos por soleá con patatitas de las de la tortilla de patatas, Albóndigas y pimientos rumberos, Morcilla de Burgos frita con choricillo a la malagueña, Patatas por bulerías crujientes con rabo de ternera eco o Ensaladilla de tanguillos. O las Anchoas, anchoas que tanto le gustaban a Carmen Amaya cuando iba a la ‘tierruca’ con Agüero, su marido. Platos muy rumberos de esos que a cualquiera harían cantar por bulerías.

Resumen
Título
La obra del fotógrafo Pepe Lamarca, en La Carmencita
Descripción
Taberna La Carmencita, una de las tabernas más antiguas de Madrid acoge una exposición de fotografías del maestro Pepe Lamarca, que deja un gran legado de la historia del Flamenco a través de su objetivo.
Autor