El canal temático Historia estrena el próximo viernes 27 de marzo, en exclusiva, La Última Cena, una nueva propuesta de programación donde tres innovadores chefs, Roberto Ruiz, David García y Fernando Canales, con la colaboración del crítico gastronómico Mikel Iturriaga evocan y escenifican una de las cenas más célebres de la Historia adaptándola al siglo XXI.

Cada uno de ellos reinterpretará La Última Cena y elaborará un menú exclusivo, único y diferente. Se trata de un reto gastronómico para los tres cocineros que hacen una inmersión histórica para actualizar, en Semana Santa, cómo fue esa cena.

Para este proyecto, que el canal Historia aborda por tercer año consecutivo, los cocineros han contado con la colaboración del crítico gastronómico Mikel Iturriaga, que ha visitado sus cocinas y compartido su proceso creativo. La suma de conocimientos y la diferencia de estilos gastronómicos permite mostrar La Última Cena de un modo sorprendente y singular. Son tres menús que nacen y respiran tradición y que evolucionan hasta hoy sin perder los referentes históricos.

Asimismo y en paralelo a la emisión de este programa especial, cada uno de los chefs incluirá en la carta de sus restaurantes (Punto MX, Álbora y Etxanobe) uno de los platos que elaborará para el canal.

“La Última Cena fue mucho más que cordero y pan ácimo. La muerte, la amistad, la traición y muchos otros conceptos están presentes en su escenificación, y trasladar de alguna forma a platos contemporáneos me parece un desafío apasionante”, asegura Mikel Iturriaga.

Los chefs

Roberto Ruiz. Chef y propietario de Punto MX, el único restaurante mexicano en Europa con una estrella Michelin. Su propuesta parte de las sinergias resultantes de unir las raíces de la gastronomía mexicana con una cocina de vanguardia y la calidad que le ofrecen las materias primas españolas. La Última Cena de Roberto Ruiz refleja sofisticación, exotismo y autenticidad, una constante en la exitosa trayectoria del chef. Su reinterpretación comienza con el Pulque, bebida fermentada del México prehispánico, considerada la sangre del espíritu de la tierra. Le sigue Mextlapique de anguila y Barbacoa, para finalizar con La Traición.

“Para el primer plato envolveremos el pescado con una hoja santa que jamás se ha servido en Europa y el segundo, la Barbacoa, es uno de los platos más ceremoniosos y milenarios de la cocina mexicana y su preparación incluye técnicas con una carga y contexto histórico muy potentes. Son platos que llevan preparándose en México hace tres mil años y por eso hemos decidido cocinarlos de una manera rústica y tradicional”, afirma Roberto Ruiz.

A partir del 6 de abril y durante un mes, Roberto Ruiz incluirá en la carta de Punto MX ‘La Traición’, la parte más agridulce de la cena según afirma el cocinero.

David García. Desde las cocinas del Álbora, la filosofía y forma de entender la cocina de David García se ha convertido en referencia gastronómica. Discípulo de grandes cocineros vascos, el chef estrella Michelin apuesta por la materia prima que trabaja con las mejores técnicas porque su cocina es simple en apariencia pero compleja en elaboraciones. Para la concepción de su menú de La Última Cena, David García se apoya en elementos que según las investigaciones históricas degustaron Jesús y los apóstoles. Para el primer plato elabora una Trucha ahumada, remolacha y ajo blanco de coco con su ensaladita de pomelo y el segundo una Paletilla de cordero con jugo de cebolla roja. El menú se completa con Soufle de piña, muselina de Lima y genjibre y crema helada de romero.

“Son platos adaptados al estilo Albora”, explica David García. “En el primero hemos combinado los frutos secos con las huevas de trucha que teóricamente se sirvieron abasteciéndose del Río Jordán; y en el segundo, el cordero lo hemos asado con técnicas actuales acompañado de hierbas amargas que se sirvieron en la Última Cena”, afirma.

Del 29 de marzo al 6 de abril, David García servirá uno de los platos con los que revisará la Última Cena, las mollejas de cordero, que acompañará con langostinos y patatas asadas.

Fernando Canales. Chef bilbaíno, dirige desde 1998 el restaurante Etxanobe, en el Palacio Euskalduna, que cuenta con una estrella Michelin y dos soles en la guía Repsol. Entre otras calificaciones, ha obtenido en 2014 el premio Chef Millesime, que reconoce el mérito de su restaurante como uno de los más influyentes de la alta cocina española. La cocina de Canales se distingue por su gusto por la tradición y el sabor auténtico del producto de la tierra aportando grandes dosis de creatividad.

El chef vasco ha querido sustentar su propuesta para La Última Cena contando con elementos que han tenido una gran importancia en la historia de la humanidad como las especias y en especial el sumak, originario de Palestina, que forma parte de su primer plato, Crema de frutos rojos con sumak. Completan la recreación Vandouvan de trucha, Warakinab de codorniz y Cordero muy lentamente asado y cúrcuma, para finalizar con Nidos de kadaif y jaroset, un postre compuesto de dátiles, pasas, vino, y manzana, y que se presenta humeando.

Del 29 de marzo al 6 de abril, Fernando Canales presentará el Vandouvan de trucha en Etxanobe. “A lo largo de la Historia se han recogido y usado por su valor antiséptico. Hoy se usan por su sabor. El Vandouvan es la gran hierba fresca, seca, macerada del Oriente Medio. Esta receta la trabajaremos en un mortero igual que se hacía en la Antigüedad y con ello le daremos a nuestras truchas un toque realmente mágico”, afirma Canales.

Resumen
Título
La Última Cena, por tres chefs y un crítico gastronómico
Descripción
Tres innovadores chefs, Roberto Ruiz, David García y Fernando Canales, con la colaboración del crítico gastronómico Mikel Iturriaga evocan y escenifican La Última Cena, adaptándola al siglo XXI.
Autor