Los hogares españoles incrementaron durante el pasado año el consumo de fruta fresca en un 2,7%, con un aumento algo mas moderado del gasto (0,6%) debido al descenso en un 2% de los precios. La compra de fruta fresca supuso el 9,19% del presupuesto que dedican los hogares a alimentación, con una media de 134, 89 […]

Los hogares españoles incrementaron durante el pasado año el consumo de fruta fresca en un 2,7%, con un aumento algo mas moderado del gasto (0,6%) debido al descenso en un 2% de los precios. La compra de fruta fresca supuso el 9,19% del presupuesto que dedican los hogares a alimentación, con una media de 134, 89 euros por persona y año, un resultado que se mantiene prácticamente estable (+0,2 por ciento) con respecto a 2011. En cuanto al consumo per cápita, se situó en 103,78 kilos por persona y año, lo que supone un aumento del 2,3% en relación con el año anterior.

Así se desprende de un estudio sobre el consumo de fruta fresca en el hogar durante 2012 elaborado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente,que forma parte de los trabajos que prepara el Departamento en el marco del Panel de consumo.

Los que más consumen 

El perfil del consumidor de fruta fresca corresponde a hogares formados por parejas con hijos mayores, parejas adultas sin hijos y retirados, cuyo responsable de la compra es mayor de 50 años, que habita en poblaciones pequeñas de menos de 2.000 habitantes o en grandes ciudades de más de 500.000 habitantes y de clase social más acomodada. 

En cuanto a los hogares más consumidores de fruta fresca, han sido los de adultos sin hijos, con una media anual de 219,74 kilos/persona (+115,96 kilos/persona/año mas que la media nacional). Por el contrario, los hogares formados por parejas con hijos pequeños, junto a las de mediana edad fueron los menos consumidores (55,18 kilos/persona/año y 66,8 kilos/persona/año respectivamente). 

Por Comunidades Autónomas, las que más fruta fresca consumieron en 2012 fueron Castilla León, Navarra y Cantabria. Las que menos, Baleares y Canarias. Analizado por productos, las frutas de mayor consumo fueron las naranjas, plátanos, manzanas y el melón.

Naranja

La naranja ha sido la fruta con mayor presencia dentro de los hogares en España. Durante el año 2012, supuso el 19,3% del consumo de fruta fresca. En comparación al 2011, la compra de este cítrico aumentó ligeramente en un 0,7%, mientras que el gasto total disminuyó un 2,5%, debido al descenso del 3,2% del precio medio, que se situó en 0,89 €/kilo.

Plátano

El 11% del consumo en los hogares de fruta fresca corresponde con el plátano, habiendo aumentado su consumo en un 3,9% en comparación al año 2011. Por el contrario el gasto se redujo un 2,7% como resultado del fuerte descenso en el precio medio del 6,3 por ciento, situándose en 1,43 €/kilo. 

Manzana

La manzana se sitúa en tercer lugar en el consumo de los hogares españoles, si bien se constata un descenso del 2,5% en la compra de este producto durante el año 2012. También desciende el gasto en un 1,8%, debido al incremento de su precio medio en un 0,7%, situándose en los 1,26 €/kilo. A la vez, el consumo per cápita de esta fruta cayó un 2,9%, situándose en los 11,59 kilos/persona/año. 

Melón

Al cierre del año 2012, el consumo de melón creció un 5,4% en comparación al año anterior, con un incremento superior en gasto que ascendió un 7,7% debido al incremento del precio medio en un 2,2%, cerrando en 0,92 €/kilo. Esta tendencia se refleja en el incremento el consumo per cápita de esta fruta de verano en un 5%, situándose en los 9,16 kilos/persona/año. 

Sandía

La sandía fue la fruta fresca que comparativamente, más incrementó su consumo en el último año (+15%) y en consecuencia, su consumo per cápita subió fuertemente (+14,6%) situándose en los 8,71 kilos/persona/año con respecto al año 2011. Sin embargo, el gasto de esta fruta de verano se incrementó en menor proporción (+9,2%) dado que el precio medio descendió un 5%, cerrando en 0,74 €/kilo. 

Pera

En comparación al año 2011, el consumo de peras cayó un 4,1%, al igual que el gasto que descendió un 6,6% debido a que su precio medio bajó un 2,6%, situándose en los 1,27 €/kilo. El consumo per cápita de esta fruta se situó en 6,68 kilo/persona/año, habiendo caído un 4,5%, lo equivalente a -310 gramos/persona/año. 

Melocotón

Durante el 2012, los melocotones representaron el 4,3% del total de fruta fresca consumida en los hogares, habiendo aumentado su compra un 1,3% y más aún en gasto que ascendió el 3,1%, con un incremento de su precio medio del 1,8%, situándose en 1,50 €/kilo.

{jathumbnail off}