Los ‘cheese tours’ o circuitos lácteo-turísticos se presentan como una nueva propuesta para los amantes del queso y todos aquellos ávidos de descubrirlo que podrán disfrutar de la experiencia de recorrer el proceso completo de elaboración del queso, de principio a fin. Organizados por Poncelet, el evento se llevará a cabo una vez al mes […]

Los ‘cheese tours’ o circuitos lácteo-turísticos se presentan como una nueva propuesta para los amantes del queso y todos aquellos ávidos de descubrirlo que podrán disfrutar de la experiencia de recorrer el proceso completo de elaboración del queso, de principio a fin.

Organizados por Poncelet, el evento se llevará a cabo una vez al mes con diferentes rutas queseras que acercarán a los participantes a la cultura del queso con una propuesta alternativa pensada para conjugar ocio y gastronomía, y descubrir todas las curiosidades que rodean al mundo del queso.

En este primer circuito lácteo-turístico, la propuesta es un viaje al interior del mundo del queso en Madrid. Una visita guiada que recorrerá todo el proceso de elaboración, desde la selección y extracción de la leche en su lugar de origen, su traslado a la quesería, el paso por las cuevas de maduración, hasta finalizar con la venta y degustación del producto. 

La granja

Se visitará en primer lugar la granja y quesería en la finca Vega de San Martín, una finca madrileña regentada por la quinta generación de una familia de gran tradición ganadera y agrícola cuenta con ganadería caprina propia y controla el proceso de elaboración del queso desde el inicio. Los asistentes podrán pasear entre las protagonistas, las cabras de la excepcional raza murciano-granadina cuya leche de excelente calidad es idónea para la fabricación de excelentes quesos.

En esta finca se producen cuatro variedades, todos ellos elaborados con leche procedente de sus cabras: Rulito de Cabra, queso láctico afinado; Capricho de Cabra, queso de coagulación mixta afinada; Bombón Queso Blanco, queso fresco de coagulación ácida y Madurado San Martín, de pasta prensada.

Cueva de maduración

A continuación, la ruta lleva a conocer la denominada “cueva de maduración”, un lugar que recrea las condiciones de las cuevas de antaño y donde los quesos alcanzan su grado óptimo de maduración para su venta y consumo. En el Centro Afinador, el maestro afinador enseñará este complejo proceso artesanal, así como las diferentes técnicas (volteo, cepillado,…etc.) que se llevan a cabo en este proceso clave, donde se decide cuándo un queso ha llegado a su mejor momento para el consumo.

Degustación

Continúa el itinerario hacia Poncelet Punto Selecto, una tienda que reúne más de 300 variedades nacionales e internacionales. El recorrido finalizará en el restaurante Cheese Bar, donde se podrá degustar una variada oferta gastronómica basada en este producto.

{jathumbnail off}