La reputación de las familiares palomitas como alimento saludable ha ganado unos cuantos puntos después de que un equipo de científicos estadounidenses haya concluido que contienen más cantidad de polifenoles –sustancias antioxidantes beneficiosas para la salud– que las propias frutas y verduras. Al menos así se expuso oficialmente en la Convención Nacional de la American […]

La reputación de las familiares palomitas como alimento saludable ha ganado unos cuantos puntos después de que un equipo de científicos estadounidenses haya concluido que contienen más cantidad de polifenoles –sustancias antioxidantes beneficiosas para la salud– que las propias frutas y verduras.

Al menos así se expuso oficialmente en la Convención Nacional de la American Chemical Society, ACS, (Sociedad Americana de Química) la mayor sociedad científica del mundo, que tiene lugar la pasada primavera en la ciudad de San Diego (EE.UU.).

El doctor Joe Vinson, pionero en el análisis de componentes saludables del chocolate, las nueces y otros alimentos comunes, explicó que los polifenoles se concentran en mayor cantidad en las palomitas de maíz, con un promedio de tan sólo el 4% de agua, mientras que en muchas frutas y verduras se diluyen en un 90% de agua.

palomitas2Lo mejor está en la cáscara

Además, los investigadores descubrieron que, sorprendentemente, la cáscara de las palomitas, la parte que todo el mundo odia por su tendencia a quedar atrapada en los dientes, es en realidad la que contiene una mayor concentración de polifenoles y fibra: “Esas cáscaras merecen más respeto”, aseguraba el doctor Vinson, de la Universidad de Scranton en Pennsylvania: “Son verdaderas pepitas de oro nutricionales”.

De hecho, los resultados generales de la investigación le llevaron a declarar también: “Las palomitas podrían ser el aperitivo perfecto. Se trata del único aperitivo que es cien por cien grano entero sin procesar. Todos los demás granos son procesados y diluidos con otros ingredientes y aunque los cereales se denominan “grano entero”, esto simplemente significa que más del 51 por ciento del peso del producto es de grano entero. Una porción de palomitas de maíz proporciona más del 70% de la ingesta diaria de grano entero necesaria. Una persona media sólo recibe la mitad de una ración de cereales integrales al día y las palomitas de maíz podrían llenar ese vacío de una manera muy agradable”.

¡Ojo!, pueden convertirse en una ‘pesadilla nutricional’

Vinson advirtió, sin embargo, que la forma habitual de preparar y servir las palomitas de maíz perjudica enormemente estas condiciones saludables. Hechas en una olla con aceite, untadas con mantequilla o con falsa manteca como la utilizada en muchos cines y con una gran cantidad de sal o de dulce añadida, las palomitas de maíz, cargadas de grasa y calorías, pueden convertirse en una ‘pesadilla nutricional’, concluía el portavoz de la investigación llevada a cabo con financiación de la Universidad de Scranton, en Pensilvania.

{jathumbnail off}