Durante dos años, la campaña informativa El huevo, de etiqueta, ha respondido a muchas de las dudas que consumidores y estudiantes de toda España tenían sobre el camino del huevo desde la granja hasta la mesa. El resultado, tras este tiempo, revela que ha mejorado el conocimiento de los españoles sobre el marcado y el etiquetado de este alimento básico en la cocina.

La campaña de información ‘El huevo, de etiqueta’ llega a su fin tras dos años en los que los productores y profesionales del sector han recorrido toda España para explicar cómo se producen los huevos de gallina en la Unión Europea, y las elevadas exigencias del modelo. Una campaña que ha llevado a cabo la Organización Interprofesional del Huevo y sus Productos (INPROVO), cofinanciada por la Unión Europea y el Ministerio.

Lo que hemos aprendido

En esos dos años de campaña, de 2014 a 2016, esto es lo que hemos aprendido del huevo y su etiqueta:

  • En 2014, la encuesta ‘Huevómetro’, realizada para medir el conocimiento de los españoles sobre el marcado y etiquetado del huevo, mostró que la mayoría relacionaba de forma errónea el código de la cáscara con la fecha de consumo preferente y, sobre todo, que tan sólo un 2% lo identificaba correctamente con el sistema de producción y la granja de la que procede el huevo.
  • Dos años después, la última oleada de esta misma encuesta muestra que la campaña de información ha aumentado el porcentaje de consumidores que conoce el significado del código —de un 11,3% en 2014 a un 26,4% en 2016, más del doble—, si bien el número de personas que lo interpreta correctamente sólo creció del 2% al 3,4%.
  • En 2014, un 70% de los encuestados relacionaba el código con el sistema de producción o la granja de origen. Hoy ese porcentaje ha aumentado hasta el 76%. Incluso algunas Comunidades como Navarra, País Vasco, Asturias, Galicia, Murcia, Comunidad Valenciana y Canarias están por delante, con más del 80%.
  • Por otra parte, un 40% de españoles ya sabe que existen normas que garantizan la sostenibilidad de la producción de huevos, frente al 29% de 2014.

En el camino que recorre el huevo desde la granja a la mesa intervienen muchos profesionales —productores, granjeros, veterinarios, nutricionistas, técnicos de calidad…—, quienes han participado directamente en más de cien encuentros informativos por toda España con consumidores, estudiantes y medios de comunicación a los que han explicado su trabajo en las granjas y centros de embalaje, las garantías que el Modelo Europeo ofrece al consumidor y cómo interpretar el marcado y etiquetado del huevo para realizar una compra informada. Han sido además los primeros sorprendidos por el interés que generan el huevo, las granjas y las gallinas, ya que han respondido a numerosas dudas y preguntas en cada encuentro.

“Es necesario dar importancia al trabajo de todo un sector profesional pionero en la implantación de normas sobre bienestar y sanidad animal, seguridad alimentaria y medio ambiente. Los productores europeos aplicamos desde hace años el modelo más exigente del mundo. Si no lo contamos nosotros, nadie imagina que para poner un huevo en el mercado aplicamos más de setenta normas”, comenta el presidente de INPROVO, Medín de Vega.

Resumen
Título
Lo que hemos aprendido del huevo y su etiqueta
Descripción
En dos años de campaña informativa, de 2014 a 2016, esto es lo que hemos aprendido del huevo y su etiqueta.
Autor