Lo más urgente, garantizar la seguridad de las personas y la sanidad animal y vegetal. A continuación, es imprescindible evaluar los daños e informar a los agricultores, para lo que se propone crear un protocolo de actuación, tanto para el informe de daños como para acelerar la concesión de licencias. Se solicita, además, la creación de una mesa de seguimiento de Zona Catastrófica y de una comisión de expertos para minimizar futuros impactos.

Son algunas de las medidas y priorización de actuaciones que, tras las catastróficas consecuencias de la DANA, especialmente en la Vega Baja y Vall d’Albaida, ha propuesto el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Levante, en colaboración con el de la Región de Murcia, para minimizar los efectos que este episodio climático puede ocasionar a la seguridad de las personas, a los sistemas productivos y al medio ambiente.

Un documento que ya ha sido enviado a Presidencia de la Generalitat y a las consellerias competentes en sistemas agroalimentarios e infraestructuras públicas, y que dice así:

 

Garantizar la seguridad y la salud. Las medidas arrancan con las actuaciones conducentes a garantizar la seguridad y la salud de las personas. En este sentido, se recomienda la auscultación de infraestructuras rurales y agroalimentarias para comprobar su estabilidad y seguridad, así como la urgente puesta en marcha de obras y actuaciones de emergencia para la evacuación, drenaje y saneamiento de aguas.

Para garantizar la salubridad animal, se insta a la rápida recogida de cadáveres, la remoción de agua y lodos de las explotaciones ganaderas. Al respecto de la sanidad vegetal resulta imprescindible la retirada del material vegetal echado a perder para evitar la proliferación de hongos e infecciones y la eliminación de alimentos que hayan podido ver comprometida la cadena de frío para su conservación.

Para maximizar la atención a los daños sufridos, se recomienda a los propietarios dejar constancia del estado en que se encuentran sus instalaciones.

Plan de actuación para la tramitación de partes de seguro. Los ingenieros agrónomos también recomiendan el diseño de un plan de actuación para atender a los agricultores y ganaderos que dispongan de seguros agrarios y para los que no dispongan de ellos. La información y orientación para unos y otros es imprescindible para poder maximizar la atención a los daños sufridos.

Otro bloque importante del plan es el destinado a las actuaciones para la restitución funcional y ambiental. Entre las medidas que propone están la destinadas a maximizar la sanidad vegetal, la retirada de materiales plásticos inutilizados, la gestión de lodos y suelo fértil arrastrados, la reposición de infraestructuras rurales públicas y un plan de ayudas para la reposición de infraestructuras productivas. Así mismo, resulta imprescindible asegurar el bienestar animal con yacija salubre, alimentación y agua potable.

Finalmente, se recomiendan actuaciones transversales de colaboración entre administraciones, colegios profesionales, organizaciones agrarias y cooperativas para la elaboración del informe de daños de zona catastrófica. También se solicita un protocolo para la aceleración en las licencias de obras y demás autorizaciones necesarias para la puesta en funcionamiento de las instalaciones privadas. Asimismo, los ingenieros agrónomos recomiendan la creación de una mesa de seguimiento de Zona Catastrófica y la creación de una comisión de expertos para decidir sobre las acciones necesarias y estratégicas que libren o minimicen en un futuro las consecuencias de fenómenos climáticos como los sufridos.

Esta serie de medidas han sido propuestas por ingenieros agrónomos especialistas en ingeniería rural, ingeniería del regadío, sanidad vegetal, bienestar animal, ingeniería medioambiental, edafología, paisajismo e ingeniería agroalimentaria. La capacidad de movilización de los colegios y la motivación de los compañeros y compañeras ha sido máxima.

Es urgente volver a la normalidad. Desde el colegio señalan la necesidad de maximizar los esfuerzos para recobrar cuanto antes la normalidad y poder retomar la actividad agraria, con el objetivo de no inclumplir compromisos comerciales que pueden penalizar futuras operaciones.

El COIAL se pone a disposición de consellerias y ayuntamientos para poder implementar sus propuestas y esperan que se trabaje para que la declaración de zona catastrófica sea lo más rápida posible y se inicien las labores de restitución lo antes posible. Para más información: Bernardo Carrión. Área comunicación COIAL. 610 249 998.

Resumen
Consejos de los ingenieros agrónomos para atenuar los efectos de la DANA
Título
Consejos de los ingenieros agrónomos para atenuar los efectos de la DANA
Descripción
Medidas que, tras las catastróficas consecuencias de la DANA, especialmente en la Vega Baja y Vall d’Albaida, ha propuesto el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Levante, en colaboración con el de la Región de Murcia.
Autor