La agricultura y ganadería española ha tenido que hacer frente a un temporal histórico de nieve, lluvia y frío extremo en el campo, con efectos desiguales según las regiones, ya que en algunas zonas los destrozos son cuantiosos, mientras que en otras la nieve podría ser incluso beneficiosa.

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha hecho balance de los efectos del reciente temporal sufrido en prácticamente toda España, que ha provocado que en las zonas que han recibido más nieve, los cultivos leñosos hayan sufrido daños que serán cuantiosos por rotura de ramas, sobre todo en olivar. Algunos agricultores han sufrido graves daños en infraestructuras, como es el caso de los invernaderos de la zona sur de Madrid.

En el caso de la ganadería, algunas zonas han quedado incomunicadas, con el consiguiente riesgo para los animales ante la necesidad de comida y agua; los costes para los ganaderos subirán de forma importante al no poder pastar los animales en las zonas nevadas.

Los efectos de la nevada región por región

Y, aunque la propia organización agraria y ganadera reconoce que es pronto para hacer un balance final de daños, pues los efectos del temporal continúan con la ola de frío, hasta el momento, la situación según su balance es la siguiente:

En la Comunidad de Madrid se han visto muy perjudicadas todas las verduras al exterior, como coles o alcachofas, y muchos agricultores han sufrido grandes daños en invernaderos que se han derrumbado bajo el peso de la nieve. También entre los ganaderos ha habido problemas para llevar agua y comida a los animales. Y aunque han terminado las nevadas, el temporal de frío dejará temperaturas inferiores a los -10 ºC en lugares en los que nunca se han registrado valores tan bajos, por lo que los efectos son todavía desconocidos.

En la Región de Murcia, se valoran como muy positivas, en general, las precipitaciones de los últimos días. La lluvia ha sido suave y continuada en toda la región, excepto donde ha caído la nieve durante días seguidos. Los copos se han dado en la zona noroeste y el altiplano —zonas de interior con altura—, donde abundan los cultivos de secano, olivo, viñedo y almendro, sobre todo, que están en parada vegetativa, de modo que la nevada no ha supuesto ningún problema para los árboles. De hecho, para el almendro viene muy bien este clima, y se volverá a ver fechas tradicionales de floración. En el resto de la región, lluvia suave y continuada. Por tanto, este podría ser un año de bien para Murcia, gracias a que el temporal contribuirá a alimentar ríos y afluentes, siempre pendientes del único problema que temen los profesionales del campo, que es el hielo.

En Castilla y León los ganaderos son los más afectados, puesto que están más presentes en zonas de montaña y de sierra, y muchos tienen problemas para acceder a sus naves y cuidar a sus animales. En este sentido, algunos productores lácteos están especialmente preocupados por la recogida de su producto, ya que es imposible que los camiones cisterna circulen por sus zonas. Además, aquellos lugares en los que el mercado de ganado se celebra los lunes, se ha cancelado. En Castilla y León también temen el hielo, que podría dañar las parcelas tardías de colza y al sector hortofrutícola, aunque reconocen que Filomena es una buena noticia para los pastos de montaña y los embalses y el regadío que vive de ellos.

En Castilla-La Mancha se han detectado daños producidos en cultivos como el olivar, en el que se han roto ramas por el peso de la nieve. En ganadería, se han producido daños en instalaciones como el derrumbamiento de tejados que podría haber ocasionado la muerte de animales. También hay explotaciones que han visto interrumpido su suministro eléctrico, por lo que los animales no tendrían comida o calefacción. Lo que más preocupa ahora, también aquí, son las bajas temperaturas previstas para los próximos días. Sobre esto, los viticultores temen por las yemas de sus viñas.

En Aragón los peores daños se han producido en cultivos leñosos, sobre todo en olivar, con árboles partidos por la mitad e incluso arrancados, por lo que serán necesarias grandes inversiones para arreglar este problema y reparar los daños producidos en infraestructuras. Además, las bajas temperaturas previstas para esta semana —en grandes áreas por debajo de los -10 ºC— tendrán un impacto negativo en sistemas de riego y, a su vez, seguirán perjudicando a los cultivos leñosos, como en las plantaciones tempranas de olivar.

En Andalucía, la zona oriental ha sido la parte más afectada. Los caminos y los tejados de las naves se limpiaron casi todos el jueves por la tarde, después ha llovido bastante y se ha llevado la nieve. En Almería, en general, Filomena ha dejado efectos positivos. En cuanto a la producción de hortaliza, el frío intenso puede bajar los rendimientos, pero las mayores dificultades pueden darse por las dificultades en el transporte. Los precios previsiblemente podrían subir, porque algunos agentes pueden tender a subir los precios dados los problemas logísticos que ya se están produciendo. En el olivar, en algunas zonas ha llovido muchísimo, lo que retrasará considerablemente, hasta veinte días, el tramo final de la recogida del olivar. En cuanto a la zona fresera de Huelva, se temen los efectos que el bloqueo de camiones en determinadas zonas puedan dejar en la salida del producto hacia todo el país. Además, las bajas temperaturas también están frenando la maduración de la fresa, por lo que la salida de producto se ralentizará.

En la Comunidad Valenciana, la nieve no ha dejado demasiados daños, pero sí preocupa mucho la ola de frío y las temperaturas extremadamente bajas que podrían dañar plantaciones de cítricos y de hortalizas.

En Extremadura, el paso de Filomena ha sido muy tranquilo. Las precipitaciones han caído sobre todo en la zona Este, donde hay más pantanos y ganadería. Por tanto, muy positivo en líneas generales.

En Galicia no se han registrado efectos reseñables.

Resumen
Los efectos de la nevada en el campo, región por región
Título
Los efectos de la nevada en el campo, región por región
Descripción
La agricultura y ganadería ha tenido que hacer frente a un temporal histórico de nieve, lluvia y frío extremo en el campo, con efectos desiguales según las regiones, ya que en algunas zonas los destrozos son cuantiosos, mientras que en otras la nieve podría ser incluso beneficiosa.
Autor