Según indica el avance del mes de mayo de la encuesta Movimientos Turísticos de los Españoles (Familitur), realizada por el Instituto de Estudios Turísticos, del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, los viajes de los residentes en España se incrementaron un 14,6% en  mayo de 2011 hasta llegar a casi 14,6 millones de viajes, un […]

Según indica el avance del mes de mayo de la encuesta Movimientos Turísticos de los Españoles (Familitur), realizada por el Instituto de Estudios Turísticos, del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, los viajes de los residentes en España se incrementaron un 14,6% en  mayo de 2011 hasta llegar a casi 14,6 millones de viajes, un crecimiento debido sobre todo al aumento de los viajes de tipo puente, que representaron el 62,8% de los viajes totales del mes.

El aumento tuvo lugar tanto en los viajes realizados dentro de España como en los realizados fuera de nuestras fronteras, aunque como viene siendo habitual, el incremento de los viajes al extranjero  fue muy superior al registrado por los viajes dentro del país.

+ 13% al extranjero vs. + 2,6% dentro de España

En los primeros cinco meses del año, los residentes en España realizaron 64,2 millones de viajes, con un crecimiento acumulado de un 3,4% en relación al mismo período de 2010. Si se analizan los datos por destinos, los viajes realizados dentro de España crecieron un 2,6% y los viajes al extranjero,  un 13%.

Entre enero y mayo, cerca de la mitad de los viajes se realizaron por motivos de ocio, mientras que alrededor del 30%, para visitar a familiares o amigos. Respecto a su evolución, los de ocio permanecieron prácticamente estables y los de visita a familiares y amigos experimentaron un fuerte crecimiento.

Los viajes en avión crecieron un 20,6%

Respecto al medio de transporte, los viajes en avión se incrementaron en un 20,6%, lo que ha supuesto acaparar el 11,2% de los viajes realizados entre enero y mayo de 2011.

En relación al tipo de alojamiento, los viajes con pernoctación en establecimientos hoteleros  acumulan fuertes crecimientos, al igual que los que recurren a viviendas propias. Por su parte, la vivienda de familiares o amigos continúa presentando cifras inferiores respecto al mismo periodo del año anterior.