Son espacios de lectura y relax, en un ambiente cálido y cercano, rincones que se llenan de libros que antiguos huéspedes olvidaron en las instalaciones de un hotel sin ser reclamados posteriormente, y que ahora cobran nueva vida a disposición de nuevos clientes.

Bajo el nombre de Olvidotecas, la cadena hotelera Sercotel Hotels ha puesto en marcha una iniciativa por la que en cada uno de sus hoteles en gestión se han habilitado unos espacios de lectura y relax, rincones con un ambiente cálido y cercano que se llenan de libros que antiguos huéspedes olvidaron en las instalaciones sin ser reclamados posteriormente, y que ahora están a disposición de nuevos clientes.

De esta forma se le concede más vida a estas obras abandonadas que se encuentran todavía en buen estado. Las bibliotecas que componen las Olvidotecas son muy variadas —tanto como los propios clientes que han pasado por estos establecimientos—, lo que facilita que cada nuevo lector pueda encontrar el libro que más le atraiga para desconectar y perderse en la lectura: ejemplares científicos, novelas, literatura, atlas geográficos, etc. Además, como los hoteles acogen viajeros internacionales, suelen ser colecciones en diversos idiomas.

Además, para que la lectura se lleve a cabo con el máximo confort, estas zonas de lectura están equipadas con estanterías rodeadas de cómodos sofás y sillones, creando el rincón de lectura perfecto. No obstante, también es posible disfrutar de la lectura en la propia habitación del hotel. Según Javier Garro, socio-director general de Sercotel Hotels, “Se trata de una iniciativa exitosa que propone a nuestros huéspedes una ‘cita a ciegas’ con un libro que acumulaba polvo en otro lugar”.

Olvidos muy conscientes

Con estos espacios comunes a todos sus establecimientos en explotación, la cadena hotelera apuesta por el fomento de la lectura entre sus clientes, quienes a veces también dejan libros a propósito para colaborar con la Olvidoteca del hotel en el que se hospedan. Una idea secundada a menudo por el propio personal de la cadena, que también participa en la iniciativa aportando sus propios libros ‘olvidados’ en la construcción de estas originales bibliotecas, llenas de aventuras e historias vividas y abandonadas para que otros puedan retomarlas y disfrutarlas.

Algunos de los hoteles de la cadena que presumen de tener una buena Olvidoteca son: Sercotel Gran Hotel Conde Duque de Madrid, uno de los pioneros en el proyecto, que actualmente cuenta con unos 500 ejemplares, el hotel Sercotel Villa de Laguardia, en la Rioja Alavesa, que complementa con este particular servicio la gran oferta de la que dispone, Sercotel JC1, en Murcia, y, entre muchos otros, el hotel Sercotel Barcelona Gate, en la ciudad condal.

Resumen
Título
Olvidotecas, o cómo dar una nueva vida a los libros olvidados en un hotel
Descripción
Espacios de lectura y relax, rincones que se llenan de libros que antiguos huéspedes olvidaron en las instalaciones de un hotel sin ser reclamados posteriormente.
Autor