Tras la reciente actualización realizada por Sanidad sobre la recomendación a mujeres embarazadas y niños menores de tres años de no consumir atún ni pez espada debido a su posible contaminación por mercurio, la  Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas de Pescados y Mariscos (Anfaco) ha salido al paso de una posible alarma alimentaria, declarando […]

Tras la reciente actualización realizada por Sanidad sobre la recomendación a mujeres embarazadas y niños menores de tres años de no consumir atún ni pez espada debido a su posible contaminación por mercurio, la  Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas de Pescados y Mariscos (Anfaco) ha salido al paso de una posible alarma alimentaria, declarando que la advertencia del Ministerio se refiere exclusivamente al atún rojo, una especie que ellos no usan en la elaboración de sus latas de conserva.

Juan Manuel Vieites, secretario general de Anfaco, ha puntualizado que las variedades que se utilizan en las conservas son el atún, tanto el llamado claro como el blanco y bonito del norte, que en ningún caso se ven afectados por la recomendación de la AESAN (Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición), al no tratarse de especies de gran tamaño como el atún rojo o el pez espada.

Las conservas no utilizan atún rojo

“Todas las conservas comercializadas en el mercado cumplen la normativa”, explicaba el representante de los fabricantes, insistiendo en el hecho de que el atún rojo se consume principalmente en fresco o congelado, pero nunca en forma de conserva, razón por la cual “los consumidores pueden estar tranquilos”.

Vieites aseguró no comprender “por qué se nos intenta meter en el mismo saco” insistiendo finalmente en que el consumo de los productos en conserva no entraña ningún problema alimentario.