En los primeros meses de la pandemia, muchos pastores de ovejas y cabras, acostumbrados a pasar largas jornadas con la única compañía de sus perros y rebaños, sabiendo lo que es sentir la soledad, se ofrecieron para compartir telefónicamente experiencias, pensamientos y un rato de su tiempo con personas que se sentían solas.

Una situación que actualmente se está repitiendo debido a las medidas de control de la pandemia sanitaria, que están impidiendo que muchas personas que viven solas, en especial los mayores, reciban las visitas de sus familiares y seres queridos, lo que está generando una serie de efectos colaterales, como los problemas psicológicos devengados por la falta de contacto humano en personas que viven aisladas o en residencias.

Pastores al teléfono

Por ello, y ante la necesidad de apoyo que tienen algunos colectivos de personas como los hospitalizados, los mayores o los internos de las residencias, la Organización Interprofesional Agroalimentaria del Ovino y Caprino (INTEROVIC), ha decidido reabrir la línea telefónica Compartiendo Soledad, una iniciativa, sin ánimo de lucro puesta en marcha durante el Estado de Alarma, con el objetivo de conectar a las personas necesitadas de compañía con los pastores de ovejas y cabras cuando se encuentran pastoreando a sus rebaños por el campo, y una oportunidad única de disfrutar a través de los ojos y de los testimonios de los ganaderos, de la paz propia del ámbito rural.

La iniciativa se volvió a poner en marcha ayer lunes, 21 de diciembre, y estará operativa hasta el próximo 6 de enero, en esta ocasión contando con el apoyo de Amigos de los Mayores, asociación con una amplia presencia en las residencias para la tercera edad repartidas por todo el territorio nacional. De este modo, los voluntarios que habitualmente mantienen un contacto telefónico con los residentes en estos centros les informarán sobre la campaña y en las llamadas que reciben de manera periódica, los ancianos conocerán este servicio y lo que les pueden aportar a su día a día los expertos en soldad que son los pastores de ovejas y cabras.

Por el coste de una llamada urbana, quienes necesiten, o simplemente quieran hablar con un pastor, o escuchar el ambiente de los paseos por el campo y del trasiego de los rebaños podrán hacerlo desde la comodidad de su teléfono, de lunes a viernes, de nueve de la mañana a seis de la tarde.

Resumen
Los pastores vuelven a ofrecer apoyo telefónico contra la soledad estas navidades
Título
Los pastores vuelven a ofrecer apoyo telefónico contra la soledad estas navidades
Descripción
En los primeros meses de la pandemia, muchos pastores de ovejas y cabras, acostumbrados a pasar largas jornadas con la única compañía de sus perros y rebaños, sabiendo lo que es sentir la soledad, se ofrecieron para compartir telefónicamente experiencias, pensamientos y un rato de su tiempo con personas que se sentían solas.
Autor