La nanotecnología abarca la capacidad de medir, modelar y controlar materiales a dimensiones muy pequeñas (1-100 nm). Su potencial deriva de las propiedades inusuales de los materiales a escala nano y ha sido ampliamente reconocido por muchos sectores.

La nanotecnología abarca la capacidad de medir, modelar y controlar materiales a dimensiones muy pequeñas (1-100 nm). Su potencial deriva de las propiedades inusuales de los materiales a escala nano y ha sido ampliamente reconocido por muchos sectores.

Sectores como el electrónico, biomédico, farmacéutico, cosmético, energético, catalítico o de materiales ya han confiado en el sistema de nanoencapsulado como uno excelente aliado en sus desarrollos de nuevas iniciativas y productos.

Sin embargo, su impacto en alimentación hasta la fecha ha sido limitado. En este sentido, AINIA Centro Tecnológico aporta algunas de las posibles aplicaciones alimentarias más prometedoras, que incluyen:

  • El desarrollo de nuevos ingredientes funcionales buscando aumentar la absorción y biodisponibilidad de nutrientes y suplementos saludables.
  • Mejorar el gusto, color, sabor, estabilidad y/o la consistencia de alimentos.
  • Desarrollar nuevos envases con propiedades mecánicas y antimicrobianas mejoradas a los que podrán incorporar nanosensores para la trazabilidad y la monitorización de las condiciones durante el transporte y el almacenaje, generando así una nueva generación de envases activos, inteligentes y funcionales.
  • Entre las aplicaciones aún incipientes se encuentra la obtención de nanocéuticos encapsulados para mejorar la efectividad y la eficacia en la dosificación y/o administración de nutracéuticos y compuestos bioactivos en alimentos funcionales, potenciar la salud o favorecer la generación de nuevos productos.

Sobre este último punto, AINIA participó en uno de los proyectos de investigación en este campo más avanzados, el proyecto DINAMO (Desarrollo de Nanoencapsulados para uso Alimentario), que se desarrolló por un consorcio de centros de investigación punteros en España y generó nuevos conocimientos en el desarrollo y aplicación de la nanotecnología en alimentación. Entre otros temas se investigó en la selección de materias primas funcionales con la necesidad de ser encapsuladas para no perder sus propiedades beneficiosas para la salud. Igualmente, se probó con diferentes materiales de recubrimiento aptos para uso alimentario que permitan alcanzar las dimensiones nanométricas y que garanticen su validez y seguridad para la alimentación humana.

Ventajas añadidas

La reducción del tamaño de los encapsulados aporta diversas ventajas añadidas a los productos que los contienen, sean estos fármacos, materiales o alimentos. Entre otras, las más significativas son aumento de la superficie específica, aumento de los tiempos de residencia en el tracto gastrointestinal, mayor posibilidad de penetración en tejidos y capilares. Así pues, los nanoencapsulados permitirían una mejora en la eficiencia de liberación y absorción de los compuestos activos en los lugares de interés del organismo o en su caso el material que lo contiene.

Sin embargo, el desarrollo de productos basados en ingredientes nanoencapsulados conlleva ciertas dificultades relacionadas con diferentes aspectos, tanto regulatorios como técnicos, sobre los materiales a emplear, las tecnologías de nanoencapsulación, y las técnicas de caracterización.

Jornada de Innovación

En lo relativo a los aspectos técnicos, se han desarrollado metodologías de producción de nanoencapsulados, aplicando tecnologías muy diferentes, como procesos químicos basados en la formación de nanoemulsiones seguida de procesos de eliminación de disolvente, atomización, complejación o encapsulación con fluidos supercríticos.

Para hablar de todas ellas AINIA ha organizado la Jornada de Innovación: Productos innovadores con propiedades avanzadas: Microencapsulación que tendrá lugar este próximo jueves, 2 de junio, en Barcelona. Y es que AINIA Centro Tecnológico cuenta, tanto con el conocimiento técnico especializado para la generación de nanoencapsulados a partir de diferentes tecnologías, como especialistas en líneas celulares y estudios de biodisponibilidad que pueden aportar valor en la estimación de la inocuidad de las nanopartículas para la salud humana, así como de los efectos beneficiosos del nanoencapsulado en el producto funcional. Todo ello con un potente equipo de especialistas en derecho alimentario que puede asesorar en cuanto a los pasos requeridos para la gestión y tramitación de nanoencapsulados y su uso.

Resumen
Título
Nanoencapsulados, lo que pueden aportar a la alimentación del futuro
Descripción
La nanotecnología abarca la capacidad de medir, modelar y controlar materiales a dimensiones muy pequeñas (1-100 nm). Su potencial deriva de las propiedades inusuales de los materiales a escala nano.
Autor