El Festival de Arquitectura y Diseño de Logroño, Concéntrico, se celebra desde hace seis años —habitualmente cada primavera, excepto este año, por motivos sanitarios— en la capital riojana, invitando al público a repensar el entorno mediante instalaciones efímeras creadas por equipos de arquitectos y diseñadores.

Y hay bodegas, como Viña Lanciano, que desde pasadas ediciones han participado en esta cita instalado una serie de obras, como Pic-nic, en la de 2017, Entrever (2018), Stairway To Heaven, el pasado 2019, y en la actual edición 2020 la instalación LAN-4, una obra firmada por el arquitecto mexicano Alejandro Ramírez que fue la ganadora de la sexta edición del concurso de diseño y realización de una intervención en la finca Viña Lanciano y que ya está instalada en el camino que vertebra la parcela Mantible Ecológico, el viñedo emblemático de LAN, y es la única instalación que se ubica fuera del casco urbano de Logroño en esta edición de Concéntrico, que excepcionalmente tiene lugar del 3 al 6 de septiembre en lugar de en primavera.

“Es la cuarta intervención que hacemos en este viñedo y, como las anteriores, responde al ejercicio de pensar sobre cómo se puede habitar el campo, cómo caminar, cómo deambular por un territorio que dialoga con el paisaje. Concretamente, este año quisimos trabajar en esta zona de Mantible Ecológico, un brazo de territorio de cien metros de longitud por tres metros de anchura, que dialoga con el río, con el contexto y con la propia viña”, comenta Javier Peña, director de Concéntrico.

Obras de arte que dialogan con el viñedo

El diseño de LAN-4 parte de la figura alargada de la botella de vino que crea su forma; una torre que genera un hito en el límite de Mantible Ecológico, aproximando su escala al contexto del río Ebro y el puente Mantible. La torre está realizada en madera Garnica recubierta por una piel conformada por espejos, creando reflejos que contrastan con el interior.

“En el concurso buscábamos un hito en el paisaje que contuviera todas esas referencias, y LAN-4 aglutina muchos conceptos que reúne este lugar: esa biodiversidad del río Ebro, ese final de cierre de montañas que hacen también de barrera climática… Y en cuanto al diseño en sí, una torre que tiene una base como de una botella, más monolítica pero que al final también se hace esbelta, y que casi crea esa transparencia. En otra parte tiene una ventana desde la que se percibe el cielo, o un pequeño reducto, casi como una capilla, que también tiene reminiscencias a la arquitectura de los guardaviñas, que eran pequeños refugios. Todas esas ideas son las que comprende el proyecto”, explicaba Javier Peña en la presentación de esta obra.

Resumen
Obras de arte que dialogan con el viñedo
Título
Obras de arte que dialogan con el viñedo
Descripción
El Festival de Arquitectura y Diseño de Logroño, Concéntrico, se celebra desde hace seis años en la capital riojana, invitando a repensar el entorno mediante instalaciones efímeras creadas por equipos de arquitectos y diseñadores.
Autor