La Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (Fademur) celebró ayer martes el Día Internacional de las Mujeres Rurales con un acto en Madrid en el que se aprovechó para plantear una batería de once medidas por la igualdad y contra el despoblamiento, unas propuestas, en definitiva, de y para las mujeres rurales.

Unas medidas que, como advertían desde Fademur, “necesitamos con urgencia no solo las mujeres de los pueblos, sino toda la sociedad, para que el progreso sea igual, justo y real, porque sin nosotras, que somos la mitad de la población, el futuro del planeta se queda a medias”.

Once medidas de y para las mujeres rurales

Las once medidas, urgentes, solicitadas desde la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales para que los pueblos del país no se queden atrás en materia de igualdad, son:

Pacto de Estado por el medio rural. Las deficiencias en servicios y derechos que existe en la España vaciada provocan una sobrecarga de trabajo en las mujeres que viven en ellos. Para revertir esta situación, las mujeres rurales piden un pacto de Estado por el medio rural que garantice un transporte digno, y la igualdad de los derechos fundamentales: salud, educación, trabajo… En definitiva, un pacto que garantice centros sanitarios, escuelas, promocione el tejido empresarial, etc.

Impulso a la Titularidad Compartida. Tras ocho años de la publicación de la Ley de titularidad compartida, apenas hay en España seiscientas mujeres cotitulares de explotaciones agrarias. De hecho, en Comunidades como la de Madrid e Islas Baleares, todavía no hay ni una sola explotación en este régimen cuyo objetivo es visibilizar el trabajo de millones de mujeres del sector agrario. Es necesario destinar recursos para implementar esta Ley, darla a conocer, facilitar los trámites de registro y convertirla en una realidad.

Protección, concienciación y defensa contra la violencia de género en el medio rural. Independientemente de dónde vivan las mujeres, éstas han de tener las mismas garantías de protección y defensa ante la violencia contra ellas. De la misma manera, los recursos para concienciar contra la violencia de género deben de alcanzar por igual los pueblos que las ciudades.

Participación en la toma de decisiones y en los órganos de gobierno. La transición a un mundo más justo, equitativo y respetuoso con el medio ambiente, debe estar coliderada por las mujeres. Sin ellas en la toma de decisiones, no se puede contar con su implicación en la ejecución. Para ello, demandan cuotas de participación en todos los órganos de gobierno del mundo rural (consejos de administración de cooperativas, consistorios, grupos de acción local, etc).

Promoción la contratación de mujeres en el medio rural, así como sus proyectos de emprendimiento. Las mujeres rurales emprenden más porque están marginadas del escueto mercado laboral rural. Además de promocionar su contratación en trabajos por cuenta ajena en los pueblos, desde Fademur quieren que las mujeres emprendedoras tengan mayores apoyos a todos los niveles.

Derechos y propiedad real sobre la tierra y los recursos. Para garantizar un futuro justo y sostenible, las mujeres deben tener un derecho real sobre la tierra y los recursos naturales. Es la manera de proteger la soberanía alimentaria de los territorios, la biodiversidad, la tierra, los recursos naturales, los animales y los alimentos.

Defensa del poder de negociación de las mujeres productoras frente a los intermediarios. Las empresarias de pymes que trabajan el campo sufren la imposición de los precios que reciben por sus alimentos. Agricultoras y ganaderas quieren ser las verdaderas dueñas de sus productos y negociar precios justos de venta. Para ello reclaman medidas de control de prácticas abusivas por parte de la gran industria y la distribución, como la venta a pérdidas y la especulación con los alimentos.

Perspectiva de género de la Política Agraria Común. Las mujeres rurales piden que la PAC incorpore, por fin, la perspectiva de género que debe tener cualquier política. Una PAC feminista que atienda y entienda a las mujeres del sector agrícola.

Desarrollo de canales cortos y mercados de proximidad. Piden políticas públicas que favorezcan la comercialización y compra en canales cortos, así como los mercados de proximidad, asegurando que es la manera de que productoras y consumidoras remen justas hacia el fortalecimiento de su tejido socioeconómico.

Programa de género y tecnología que termine con la brecha digital. Para que las mujeres de los pueblos puedan desarrollar todas sus expectativas laborales y comercializadoras, informativas, formativas y comunicativas, en definitiva para que puedan desarrollar sus derechos democráticos y sortear en el plano virtual el aislamiento que las separa en el mapa geográfico, las mujeres demandan un programa de género y tecnología que acabe con la brecha digital que asola amplias zonas rurales.

Impulso del cooperativismo y proyectos colectivos de y para mujeres. Las mujeres rurales exigen apoyos para fortalecer la red de sororidad que tejen de forma natural, y piden un impulso para crear cooperativas de mujeres y poner en marcha proyectos colectivos.

Resumen
Once medidas de las mujeres rurales por la igualdad y contra el despoblamiento
Título
Once medidas de las mujeres rurales por la igualdad y contra el despoblamiento
Descripción
La Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (Fademur) celebró ayer martes el Día Internacional de las Mujeres Rurales con un acto en Madrid en el que se plantearon once medidas por la igualdad y contra el despoblamiento.
Autor