Los restaurantes de Paradores son tradicionalmente lugares con un especial interés gastronómico, donde el viajero sabe que puede realizar ‘parada y fonda’, ya que su oferta se elabora con productos muy ligados a la historia y cultura culinaria de cada una de las regiones en las que la cadena dispone de un establecimiento.

Bajo este punto de partida, Paradores ha realizado recientemente un estudio sobre las diferentes percepciones de sus clientes y, teniendo en cuenta las tendencias gastronómicas de hoy, ha estructurado sus restaurantes en tres modelos: Tamizia, Marmitia y Especia.

Los Tamizia tienen dos variantes: Enxebres (restaurantes de cocina tradicional gallega con una presentación actualizada) y Espacios Gastronómicos, en ubicaciones diferenciadas al restaurante del Parador y propuestas más informales como tapeos, copas y comidas completas.

La cocina regional será cosa de los Marmitia. Allí se servirán especialidades locales en las que el protagonismo es del producto de cada lugar.

Los Especia, por su parte, están pensados para un público gourmet que aprecia una cocina y un servicio de muy alta calidad con recetas actualizadas.

Acuerdo con FACYRE

Además, coincidiendo con la celebración de Madrid Fusión 2015 Paradores ha firmado un acuerdo de colaboración con la Federación de Asociaciones de Cocineros y Reposteros de España (FACYRE) para el desarrollo de proyectos y actividades conjuntas que potencien y difundan el papel de la gastronomía como atractivo turístico.

La colaboración entre las dos instituciones se basará en compartir eventos específicos de cada una de las partes, además de articular acuerdos específicos para colaboraciones especiales.