Desde tiempos inmemoriales, la sabiduría popular conoce que el orégano posee una gran variedad de efectos beneficiosos para la salud. Pero ahora, un nuevo estudio realizado por investigadores del Departamento de Farmacia de la Long Island University (LIU) en Estados Unidos, indica que un ingrediente específico de esta especia tan mediterránea podría ser potencialmente utilizado […]

Desde tiempos inmemoriales, la sabiduría popular conoce que el orégano posee una gran variedad de efectos beneficiosos para la salud. Pero ahora, un nuevo estudio realizado por investigadores del Departamento de Farmacia de la Long Island University (LIU) en Estados Unidos, indica que un ingrediente específico de esta especia tan mediterránea podría ser potencialmente utilizado para tratar el cáncer de próstata, una de las principales causas de muerte por cáncer en hombres.

Durante la presentación de este estudio sobre ‘Hierbas y Biología’, la doctora Supriya Bavadekar, profesora de Farmacología en la LIU Brookling (Arnold & Marie Schwartz College of Pharmacy and Health Sciences), explicaba: “Sabemos que el orégano posee propiedades antibacterianas, así como antiinflamatorias; pero sus efectos sobre las células cancerosas realmente pueden elevar esta especia al nivel de una ‘super-especia’, como lo es la cúrcuma.”.

El ‘carvacrol’, parte del aceite esencial del orégano

El componente sobre el que está trabajando el equipo de investigación es el llamado carvacrol o cymophenol, un compuesto químico que se encuentra presente en los aceites esenciales de, además del orégano, plantas como la mejorana, el tomillo o la ajedrea.

“Hemos probado el carvacrol, en diversas concentraciones y durante diferentes periodos de tiempo, contra las células de cáncer humano de próstata y estamos encantados al haber comprobado una completa inhibición de las células cancerosas,” añadía la doctora Bavadekar, apuntando que las actuales opciones de tratamiento para pacientes de cáncer de próstata incluyen cirugía, radioterapia, terapia hormonal, quimioterapia y terapia inmune, la mayoría de las cuales se asocian con considerables complicaciones y efectos adversos.

El compuesto induce al ‘suicidio de células’

Los resultados de su estudio demuestran que el compuesto induce la apoptosis (muerte celular programada o ‘suicidio de células’) en células de cáncer de próstata. La doctora Bavadekar y su equipo, los graduados Bhushan Patel y Vichiksha Shah, están tratando en determinar las vías de señalización que el compuesto emplea para incitar al suicidio a las células cancerígenas.

Aunque el estudio se encuentra en su etapa preliminar, los investigadores creen que los datos iniciales indican un enorme potencial en términos de uso del carvacrol como agente anticancerígeno: “Si el estudio continúa con resultados positivos, esta super-especia puede representar una terapia muy prometedora para pacientes con cáncer de próstata. También quiero explorar la posibilidad de otros efectos antitumorales de este compuesto”, concluía la doctora Bavadekar.

{jathumbnail off}