La contaminación, el cambio climático y otros factores se han llevado por delante más de un cuarto de la población de abejas en veinte años. Ahora, esta especie y otras de igual importancia para la polinización de las flores, contarán con los agricultores como aliados gracias un proyecto con el que se proporcionarán hábitats adecuados para estos insectos.

Se trata de Polinizup, un proyecto pionero puesto en marcha por la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y de Syngenta, una iniciativa con la que se pretende contribuir a incrementar las poblaciones de polinizadores mediante la creación de hábitats adaptados a las especies de insectos y a las condiciones locales.

“Se está monitorizando tanto la calidad como la cantidad de polinizadores naturales con el objeto de demostrar la eficacia de la siembra de los márgenes multifuncionales para incrementar la biodiversidad”, explican desde la organización agraria sobre este proyecto que ya se ha puesto en marcha en la zona cacereña de Pizarro, ubicada en la vega del Guadiana, donde se está estudiando la población de polinizadores silvestres a partir de la siembra de especies arvenses naturales que favorecen su desarrollo. La iniciativa, además, pretende también demostrar la mejora del cuajado de los frutales de hueso con el desarrollo de estos márgenes multifuncionales.

Hábitats adecuados para los insectos polinizadores

“Los agricultores somos la solución al problema de la biodiversidad y con Polinizup estamos demostrando que podemos tener un alto porcentaje tanto de producción como de polinizadores”, comentan sus impulsores, añadiendo que, en los últimos veinte años, factores como la contaminación o el cambio climático, entre otros, han acabado con cerca de la cuarta parte de la población total de abejas. Ahora, gracias a este nuevo proyecto —que proporcionará hábitats adecuados para los insectos—, no solo esta especie, sino igualmente otras muchas de igual importancia para la polinización de las flores, tendrán a los agricultores como aliados.

Además de la difusión y concienciación, el proyecto también cuenta con una parte de análisis en la que se investiga qué plantas herbáceas son más idóneas para favorecer a los polinizadores y a otros insectos beneficiosos, así como el seguimiento de las poblaciones de polinizadores. Los trabajos se alargarán hasta finales del mes de julio a través de prácticas agrarias concretas, como la siembra de ciertas especies vegetales —Sinapis alba, Medicago sativa, Salvia verbenaca, Vicia sativa, Chysanthenum coronarium, Anacyclusclavatus, Coriandrum sativus o Calendula officinalis— en los márgenes entre cultivos o entre las líneas de los árboles.

Resumen
Proyecto para aumentar la población de insectos polinizadores
Título
Proyecto para aumentar la población de insectos polinizadores
Descripción
La contaminación, el cambio climático y otros factores se han llevado por delante un cuarto de la población de abejas en veinte años. Ahora, esta y otras especies polinizadoras tendrán a los agricultores como aliados en un proyecto que les proporcionará hábitats adecuados.
Autor