Dos de las principales organizaciones agrarias y ganaderas españolas, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos y Cooperativas Agro-alimentarias, han manifestado su desacuerdo con la propuesta de presupuesto de la UE para los años 2021 a 2027, un periodo que ya contempla las consecuencias del Brexit.

Por su parte, la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) califica de “imposibles” las pretensiones de la Comisión Europea con el presupuesto de la PAC: “Lo que pretende la Comisión Europea con la PAC es imposible”, han manifestado tras conocer la propuesta de presupuesto de la UE para los años 2021 a 2027. “Quieren que los agricultores y ganaderos hagamos milagros”, han afirmado. “Que nos digan cómo vamos a producir más alimentos, más variados y sostenibles, a precios bajísimos, cada vez con menos ayudas”, se preguntan.

Y es que a los agricultores y ganaderos españoles no les salen las cuentas. La Comisión Europea pretende acometer un recorte de más de 40.000 millones para los próximos seis años en la Política Agraria Común. Al mismo tiempo, los objetivos de esta política son producir cada vez más, con normas más estrictas y con menores protecciones a los agricultores y ganaderos. Algo que es, para la organización agraria UPA, “sencillamente imposible”.

“La Unión Europea quiere que seamos los agricultores y ganaderos, una vez más, los paganos de despropósitos históricos como el Brexit, o que asumamos los incrementos de presupuesto para frenar a las personas que quieren entrar en Europa. Sin embargo, esto es una trampa, ya que la PAC no es una política para los agricultores, sino para toda la sociedad, porque permite que disfrutemos de los alimentos más sanos, más variados, más seguros y de más calidad del mundo. Y para que pueda seguir cumpliendo sus objetivos debe tener un presupuesto fuerte y unos objetivos claros”, comenta el secretario general de UPA, Lorenzo Ramos.

Unos presupuestos negativos y poco ambiciosos

Y desde Cooperativas Agro-alimentarias de España consideran “negativa y decepcionante la propuesta de presupuesto de la UE para el período 2021-2027 presentada ayer 2 de mayo por el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, y el Comisario de Presupuesto, Günther Oettinger”. Para Cooperativas, la propuesta es desproporcionada en sus recortes sobre la PAC y la política de cohesión, y poco ambiciosa respecto a las nuevas prioridades que la UE debe financiar en seguridad, defensa e inmigración.

“Se esperaba que la Comisión Europea presentara una propuesta de presupuesto cercana al 1,3% de la RNB de la UE, la del Parlamento Europeo, y no del 1,11% final. De facto supone una congelación del presupuesto comunitario si se tiene en cuenta el impacto del Brexit y de la inflación. La propuesta del Parlamento Europeo es más realista, respeta las actuales políticas comunitarias y financiaría adecuadamente las nuevas prioridades. Hay que recordar que las rentas de los productores agrícolas europeos son de media un 40% inferior a la del resto de sectores de la economía. Nos preocupa enormemente que la Comisión Europea identifique la modernización y eficiencia de la PAC con recortes presupuestarios, especialmente en estos momentos que hay que afrontar retos globales como es la lucha contra el cambio climático”, explican los responsables de Cooperativas Agro-alimentarias.

Y es que, desde Cooperativas defienden también una PAC sin recortes, “porque es una política que proporciona alimentos sanos, de calidad, sostenibles y a precios razonables a la sociedad, y ha demostrado a lo largo de sesenta años de historia su valor añadido europeo”.

Resumen
Título
Reacciones a los primeros presupuestos agroalimentarios postBrexit de la UE
Descripción
Dos de las principales organizaciones agrarias y ganaderas españolas han manifestado su desacuerdo con la propuesta de presupuesto de la UE 2021 a 2027, un periodo que ya contempla las consecuencias del Brexit.