Con motivo de posibles estafas que podrían estar sufriendo empresas exportadoras españolas del ámbito agroalimentario, bebidas y artículos de consumo, las Oficinas Económicas y Comerciales de la Embajada de España en Estados Unidos quieren exponer una serie de recomendaciones para evitar dichos fraudes, ya que las propias oficinas no tienen capacidad ni autoridad para perseguir […]

Con motivo de posibles estafas que podrían estar sufriendo empresas exportadoras españolas del ámbito agroalimentario, bebidas y artículos de consumo, las Oficinas Económicas y Comerciales de la Embajada de España en Estados Unidos quieren exponer una serie de recomendaciones para evitar dichos fraudes, ya que las propias oficinas no tienen capacidad ni autoridad para perseguir este tipo de acciones.

 

 

ICEX España Exportación e Inversiones informa que según conocimiento de las oficinas económicas y comerciales, los supuestos fraudes son llevados a cabo tanto por empresas ubicadas en suelo estadounidense como firmas intermediarias ubicadas en España, que ofrecen sus servicios para la comercialización (registro, etc.) de productos españoles en el país norteamericano.

Los fraudes, dirigidos principalmente a pequeñas compañías o cooperativas, se orientan en torno a la facturación de un servicio que no se llega a realizar o trámites innecesarios.

Por ello, desde las Oficinas Económicas y Comerciales de la Embajada de España en Estados Unidos se recomienda una serie de advertencias que las empresas españolas pueden tener en consideración para evitar este tipo de fraudes de cara a las acciones exportadoras:

1.- Desconfiar de las compañías estadounidenses que argumenten que la Administración americana exige un elevado número de requisitos por parte de los diferentes departamentos. Este reparto de competencias es similar al exigido por Unión Europea y por norma, salvo excepciones referentes a materia de inspección en el momento de la importación, no conlleva ningún tipo de pago.

2.- El registro para algunos determinados productos no rige ningún tipo de pago. Existe la posibilidad de contratar a empresas españolas y asociaciones que asesoren para llevar a cabo este tipo de registros.

3.- Hay que desconfiar también de las empresas que empleen logotipos de la Administración americana, así como de las que solicitan el pago de ciertas tasas por acuerdos entre la Unión Europea y Estados Unidos, así como de las firmas que expongan que la Administración americana exige análisis de productos.

Desde las Oficinas Económicas y Comerciales de la Embajada de España en Estados Unidos se divulga una amplia información sobre los requisitos técnicos que se exige a los productos y que pueden consultarse en esta dirección o en la Sección Comercial de la Embajada de EEUU en España.

{jathumbnail off}