“La comida rápida ya no tiene por qué tener una connotación negativa. Con nuestra tecnología, un restaurante puede ofrecer una calidad gourmet en sus hamburguesas con los precios de un fast food” y “produciendo 360 hamburguesas por hora”, asegura la empresa estadounidense especializada en robótica Momentum Machines, con sede en el tecnológico Silicon Valley. Según […]

“La comida rápida ya no tiene por qué tener una connotación negativa. Con nuestra tecnología, un restaurante puede ofrecer una calidad gourmet en sus hamburguesas con los precios de un fast food” y “produciendo 360 hamburguesas por hora”, asegura la empresa estadounidense especializada en robótica Momentum Machines, con sede en el tecnológico Silicon Valley.

Según el argumentario del fabricante, “su máquina reemplaza a todos los cocineros de la línea de hamburguesas en un restaurante y lo hace mejor que cualquier empleado”. Así, aseguran que el artilugio, por ejemplo, añade los toppings de tomate o encurtidos justamente antes de que la hamburguesa vaya a servirse, de modo que ésta queda lo más fresca posible.

Además, en la siguiente versión revisada, la máquina ofrecerá la posibilidad de picar la carne de un modo personalizado para cada cliente. ¿Que prefiere una hamburguesa con 1/3 de carne de cerdo y 2/3 de añojo, incluso después de haberla pedido? No hay problema.

Aseguran también en el próximo modelo dispondrá de técnicas culinarias gourmet nunca antes utilizadas en un restaurante de comida rápida y que además de ser más consistente y sanitaria, será capaz de producir 360 hamburguesas por hora.

{jathumbnail off}