Cañadas, cordeles, veredas y coladas… La red madrileña cuenta con casi mil ochocientas vías pecuarias, un recorrido para animales y personas que suma 4.200 kilómetros de longitud y un total de 13.000 hectáreas de superficie, ocupando el 1,6 % del territorio de la Comunidad de Madrid.

La Comunidad de Madrid ha invertido 1,1 millones de euros en el acondicionamiento de 50 kilómetros de vías pecuarias en cincuenta y un municipios de la región. Durante una visita a las obras de mejora en la Colada de Navalaperdiz y Molino Serrano, en el municipio de Navalagamella, el consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Pedro Rollán, ha anunciado que el Gobierno regional incrementará el próximo año el presupuesto destinado al mantenimiento de estos caminos. “En 2018, la inversión prevista ascenderá a 1,5 millones de euros, seis veces más de lo presupuestado en 2015”, ha destacado el consejero.

Las treinta actuaciones ejecutadas desde el pasado mes de marzo han consistido principalmente en el acondicionamiento de las vías pecuarias para hacerlas más transitables. Así, se han llevado a cabo labores de limpieza y desbroce, mejora del firme, amojonamiento y recuperación ambiental, entre otras. En el caso de la Colada de Navalaperdiz y Molino Serrano, los trabajos han consistido en reforzar el camino, que presentaba surcos profundos que dificultaban el paso de animales y personas. Además, se ha restaurado el antiguo abrevadero, que se encontraba semiderruido. Se estima que esta vía es utilizada por más de un centenar de personas cada fin de semana.

Red de vías pecuarias de la Comunidad de Madrid

La red madrileña está formada por casi 1.800 vías pecuarias clasificadas, que en total suman 4.200 kilómetros de longitud y ocupan 13.000 hectáreas, lo que supone el 1,6 % de la superficie total de la Comunidad de Madrid. Unos recorridos en los que destaca su importancia ambiental, cultural e histórica. Cañadas, cordeles, veredas y coladas, además de descansaderos, abrevaderos y majadas, alternan su tradicional aprovechamiento como ruta de paso de ganado con nuevos usos recreativos, turísticos y deportivos.

Se dividen en dos grandes grupos. Por un lado, las asociadas al tránsito de ganado, que se clasifican en función de su anchura en cañadas (hasta 75 metros), cordeles, veredas y coladas (menos de 20 metros). Por otro lado, están los descansaderos, abrevaderos y majadas, que son espacios de parada de los rebaños durante los desplazamientos. Por la Comunidad de Madrid transcurren cuatro de las cañadas reales que atraviesan España: Galiana, Segoviana, Leonesa Oriental y Soriana Oriental.

Resumen
Título
Mejorando las vías pecuarias de Madrid
Descripción
Cañadas, cordeles, veredas y coladas… La red madrileña cuenta con casi mil ochocientas vías pecuarias, un recorrido para animales y personas que suma 4.200 kilómetros de longitud y un total de 13.000 hectáreas de superficie.
Autor