La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos ha señalado hoy la situación “ilógica” a la que se enfrenta el sector lácteo, que afronta una perspectiva de reducción de producción en nuestro país, ante los bajos precios, mientras que habrá que aumentar las importaciones para abastecer nuestro consumo de leche.

La organización ganadera UPA cree que la Unión Europea está desplegando una estrategia para favorecer a los países excedentarios de Centroeuropa frente a los deficitarios como España y en un reciente comunicado ha denunciado que la UE esté abandonando a los ganaderos de países deficitarios en producción de leche, como España, y beneficiando a los mayores productores de Centroeuropa. “La Comisión, con sus políticas, está demostrando que está claramente escorada para favorecer a los grandes productores en su posición de dominio”, han señalado.

El secretario de Ganadería de UPA, Román Santalla, ha recalcado que “no tiene ninguna lógica” la reducción voluntaria de la producción nacional de leche para aumentar al mismo tiempo las importaciones.

En este sentido, UPA apuesta por articular y desarrollar las medidas de gestión de mercado desde la Unión Europea, mejorándolas con un plan de crisis nacional en el que participe también la distribución. Reconocen, en todo caso, que aplicar el artículo 222 en España será “muy difícil, pero seguimos dándole vueltas para encontrar alguna posibilidad que nos pueda beneficiar”.

“Defender los productos españoles”

La organización ganadera cree que es lógico que los consumidores españoles “apoyen y prefieran productos españoles, producidos aquí, cerca de su pueblo o de su ciudad”, por ello el etiquetado debe indicar claramente el origen de la leche, como hacen ya otros países como Francia, que no dudan en defender “lo suyo” con rotundidad.

“En España, el Gobierno y las Comunidades Autónomas y la distribución tienen que colaborar con el sector lácteo”, ha declarado Santalla. “Se deben utilizar las medidas de gestión de mercado como el almacenamiento privado y la intervención pública”. La organización plantea que toda la leche que esté por debajo de los precios de intervención (0,22 euros) pase a este tipo de gestión pública, “para eso proponemos ayudas públicas, que pueden ser ayudas al transporte o ayudas directas, así como un plan de choque con medidas sociales para casos especiales y de difícil solución”.

Resumen
Título
¿Reducir la producción nacional para traer leche de fuera?
Descripción
UPA denuncia la situación “ilógica” a la que se enfrenta el sector lácteo, que afronta una perspectiva de reducción de producción en España, ante los bajos precios, mientras que habrá que aumentar las importaciones.
Autor