Nuestro país se caracteriza por ofrecer una amplia variedad turística y gastronómica. Una diversidad que se multiplica durante la Semana Santa, época en la que se puede disfrutar, además, de tradiciones muy arraigadas. Pero también hay otras muchas alternativas, quizás menos conocidas. La Guía Repsol 2012 ha seleccionado cinco itinerarios en los que en 48 […]

Nuestro país se caracteriza por ofrecer una amplia variedad turística y gastronómica. Una diversidad que se multiplica durante la Semana Santa, época en la que se puede disfrutar, además, de tradiciones muy arraigadas. Pero también hay otras muchas alternativas, quizás menos conocidas. La Guía Repsol 2012 ha seleccionado cinco itinerarios en los que en 48 horas se pueden descubrir algunas de las ciudades, culturas, paisajes, olores y sabores más característicos de la geografía española.

Cuenca, Zamora, Málaga, Santiago de Compostela y Valencia son cinco destinos que celebran la Semana Santa de forma diferente. A lo largo de estas rutas 48 horas, los viajeros podrán visitar catedrales espectaculares, admirar una selección de ‘pasos’ fascinantes, conocer artesanía y paisajes singulares o disfrutar de la mejor gastronomía.

cuenca2CUENCA
 

Primer día

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco (1996), el primer día en Cuenca es obligado adentrarse en la Catedral de Nuestra Señora de Santa María, un monumento artístico inigualable del siglo XII. A continuación es recomendable pasear por las populares Casas Colgadas y visitar el Museo de Arte Abstracto Español, que cuenta con obras de Fernando Zobel, Chillida, Tàpies y Atienza, entre otros.

Para finalizar la jornada, nada mejor que una parada imprescindible en el restaurante recomendado por la Guía, el Mesón Casas Colgadas (precio medio 40€), un lugar perfecto para conocer la gastronomía conquense mientras se disfruta de las espectaculares vistas a la hoz del Huécar.

Segundo día

El segundo día se debe conocer el Museo de la Ciencia, junto a las tiendas tradicionales de la Plaza Mayor. Para comer, el restaurante Ars Natura-Manolo de la Osa (1 Sol Repsol), por su peculiar cocina de raíz manchega (p.m. 50€).

Estando en Cuenca, merece la pena vivir las celebraciones de la Semana Santa, declarada de Interés Turístico Internacional, especialmente la original Procesión de las Turbas, durante la madrugada del Viernes Santo. Si todavía hay tiempo, lo mejor para irse con buen sabor de boca es degustar el postre típico de Semana Santa conocido como Alajú, de origen árabe y elaborado con miel, almendras y migas de pan.

zamoraZAMORA

Primer día

En Zamora, la Semana Santa también está declarada de interés Turístico Internacional. Caminando por sus calles se puede visitar el Museo de la Semana Santa y conocer sus más singulares ‘pasos’ antes de que salgan en procesión. Después de una mañana de degustaciones de productos típicos zamoranos en la Plaza del Mercado, la ruta de 48 horas propuesta recomienda conocer la gastronomía local de la mano del Rincón de Antonio (1 Sol Repsol), donde se pueden saborear exquisiteces como Tacos de bacalao al pil-pil de sus pieles, navaja frita, hierbas de limón y pan de Zamora (p.m. 42€).

Al llegar la tarde y para contemplar las mejores vistas de la ciudad, se recomienda acercarse al Mirador de San Cipriano y terminar la jornada admirando una de las procesiones más populares en Zamora: la Cofradía de Jesús Nazareno, fundada en 1915 y famosa por ser la más numerosa de toda la Semana Santa zamorana.

Segundo día

Al día siguiente se puede comenzar dando un romántico paseo por la Plaza de Santa Lucía hasta avistar el Duero y el Puente de Piedra. En la mañana del Domingo de Resurrección es habitual almorzar el plato típico denominado Dos y Pingada (dos huevos fritos, dos o tres magras de cerdo pasadas por la sartén y pan).

mlagaMÁLAGA

Primer día

La ruta propuesta mezcla en 48 horas la Málaga más cosmopolita con la tradición de Semana Santa más arraigada. El primer día se puede visitar el Museo Casa Natal Picasso y continuar recorriendo las calles malagueñas, con una gran variedad de sabores y aromas, una oportunidad para degustar sus suculentas tapas.

Para los que prefieran disfrutar de la mejor gastronomía malagueña, Guía Repsol recomienda entrar en el Café de París, (2 Soles Repsol) y saborear el Pescado con arroz de remolacha y albahaca (p.m. 50€). Por la tarde se puede visitar la taberna Antigua Casa de Guardia, presenciar en las calles colindantes la procesión del Cristo de la Pasión y detenerse a escuchar alguna de las saetas más populares de la zona.

Segundo día

Al día siguiente, una buena opción es pasear desde primera hora de la mañana por el Jardín Botánico-Histórico de la Concepción. Al finalizar, una parada en el restaurante La Moraga Antonio Martín, recomendado en la Guía Repsol, que cuenta con Dani García (Calima, 3 soles Repsol) como asesor culinario y cuya especialidad es el Arroz caldoso de bogavante (p.m. 25€).

santiagoSANTIAGO DE COMPOSTELA

Primer día

Desde el primer día, lo mejor es recorrer las calles de la ciudad y visitar su emblemática Catedral. Desde su espectacular fachada del Obradoiro se divisa la mañana del Domingo de Resurrección una singular celebración, una procesión acompasada por gaiteiros. Rodeando la plaza del Obradoiro se encuentra el distinguido Palacio Raxoi, único por sus impresionantes ornamentos.

Para reponer fuerzas es aconsejable el exquisito menú del Restaurante Ana, con 1 Sol Repsol (p.m. 30€), especialmente los Lomos de bacalao confitado con crema de coliflor. Tras el almuerzo, lo más agradable es tomarse un café en el Parque de la Alameda, todo un placer para los sentidos.

Segundo día

Al día siguiente, el itinerario recomendado comienza por visitar el popular Museo Pobo Gallego, encargado de promover la cultura regional. Por la tarde, se debe contemplar una de las citas más señaladas de la Semana Santa de Santiago, la Procesión de la Virgen de los Dolores, que se puede acompañar degustando uno de los dulces más innovadores de la provincia gallega, la Coca de Pascua, una deliciosa tarta de limón.

valencaVALENCIA

El último destino que ha seleccionado la Guía Repsol es Valencia. La ciudad es perfecta para descubrir los rincones más espectaculares de la Semana Santa Marinera y disfrutar de sus fantásticas playas.

Primer día

Para el primer día , la propuesta es visitar la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, un enclave arquitectónico único para descubrir los misterios de la ciencia. Al terminar, un Arroz de pato salvaje preparado por el restaurante El Bressol (p.m. 50€), con 1 Sol Repsol.

Por la tarde, un relajante paseo por una de sus playas más populares, la Malvarrosa. Tras el recorrido, merece la pena perderse por el centro histórico, con muestras de artesanía local como abanicos pintados a mano o trajes típicos bordados. Es también visita obligada la Horchatería Chocolatería Santa Catalina, uno de los locales más típicos de la ciudad, que en su día llegó a
frecuentar la infanta Isabel, para degustar una buena horchata acompañada de las Monas de Pascua.

Segundo día

En el segundo día se recomienda visitar la Catedral, cuyo campanario, conocido como El Miguelete, es el emblema de la ciudad. Abandonando el centro y cruzando el cauce del río se llega hasta el Palacio de la Música, considerado como uno de los auditorios más importantes de Europa.

Para pasar un último rato en la ciudad, la Guía propone visitar el Museo Fallero (situado enfrente del Palau de la Música, pero al otro lado del río). Todo un ejemplo del arte más autóctono y popular, ya que en él se exponen al público todos los ninots que han sido indultados durante Las Fallas desde 1934.

{jathumbnail off}