La calidad comercial de la leche de consumo tratada térmicamente será sometida a un mayor número de controles por parte del Ministerio y de las Comunidades Autónomas competentes en el control de la calidad alimentaria, mediante la realización de una campaña oficial de inspección que se desarrollará a partir del 15 de septiembre y hasta […]

La calidad comercial de la leche de consumo tratada térmicamente será sometida a un mayor número de controles por parte del Ministerio y de las Comunidades Autónomas competentes en el control de la calidad alimentaria, mediante la realización de una campaña oficial de inspección que se desarrollará a partir del 15 de septiembre y hasta final del presente año 2012.

El objetivo de esta campaña, acordada con las Comunidades Autónomas en Conferencia Sectorial, es aunar esfuerzos que permitan contribuir a preservar la calidad de la leche de consumo que se comercializa, así como a mantener las condiciones de competencia leal entre los operadores y la confianza en los mercados.

Los controles los llevarán a cabo las autoridades autonómicas competentes en el control de la calidad alimentaria en las diferentes industrias envasadoras de leche de consumo. Tendrán por objeto el control del cumplimiento de los requisitos legalmente exigibles de calidad y etiquetado de la leche de consumo tratada térmicamente que se encuentran armonizados en la Unión Europea.

Para la realización de la campaña se contará con la colaboración del Ministerio, ya que será el Laboratorio Agroalimentario de Santander el que realice los correspondientes análisis de las muestras suministradas por las Comunidades Autónomas.

{jathumbnail off}