Fira de Barcelona acogerá del 15 al 17 de octubre próximos un nuevo salón, Seafood Barcelona, que replicará la feria más importante del mundo en el sector de la comercialización de productos de pesca, la European Seafood Exposition que se celebra cada año en Bruselas. Con el incremento del consumo de pescado y marisco por […]

Fira de Barcelona acogerá del 15 al 17 de octubre próximos un nuevo salón, Seafood Barcelona, que replicará la feria más importante del mundo en el sector de la comercialización de productos de pesca, la European Seafood Exposition que se celebra cada año en Bruselas.

Con el incremento del consumo de pescado y marisco por parte de la población, los compradores necesitan más que nunca un lugar al que acudir para abastecerse de productos del mar vivos, frescos y congelados, ya sea a través de recursos internacionales o locales.

Seafood Barcelona reunirá en persona a estos compradores con los principales proveedores en una ubicación idónea para que establezcan contactos, obtengan nuevos productos y realicen negocios durante tres días.

La primera edición de Seafood Barcelona espera congregar a 300 firmas expositoras, el 40% de ellas de procedencia internacional. El principal valor de esta feria, en opinión de J. Antoni Valls, director general adjunto de su organizadora, Alimentaria Exhibitions, es su posicionamiento estratégico, con una atención preferente sobre los mercados del Sur de Europa, Magreb y Sudamérica.

Producto y tecnología

En 12.000 m2 de exposición, la nueva feria cubrirá la totalidad de productos del mar, así como equipos y tecnología para su procesamiento, por lo que incluirá productos del mar frescos, congelados, de valor añadido, equipamiento de procesado, packaging, envasado, y compañías de servicios para la industria de productos pesqueros.

Pescado, sector de futuro

España es uno los principales fabricantes y productores del mundo de productos del mar, tercer importador mundial de pescado – por detrás de Japón y EE.UU- y el primer exportador de la UE, representando el 17% del total comunitario, según datos del ICEX y MAGRAMA. El consumo por persona y año se sitúa en los 27 kilos, uno de los más altos de la UE.

{jathumbnail off}