Flexitarianismo, Responsabilidad, Naturalmente bueno, Locavorismo, Globalización, Practicidad, Lugares de emoción… son siete influencias que describen diferentes gustos, hábitos y comportamientos de los consumidores actuales, y de las que, necesariamente, se nutren los restaurantes de hoy.

Al menos así lo aseguran los responsables de la Feria Internacional de la Restauración, Hostelería y Alimentación, Sirha —que se celebrará en Lyon del 26 al 30 de enero—, que, junto a Food Service Vision, han identificado las siete influencias de las que se nutren los restaurantes de hoy. Enmarcadas en cuatro conceptos distintos —Conciencia, Bienestar, Territorialidades y Experiencia aumentada—, estas influencias no solo guían a los profesionales del Food Service en su oferta, sino que también describen el comportamiento del consumidor actual.

Y es que, de un tiempo a esta parte el sector de la alimentación y el Food Service han experimentado una serie de cambios que han transformado por completo la manera de consumir y producir alimentos. Esto sucede porque los propios consumidores han demandado, y siguen demandando, hacer las cosas de forma diferente.

Tendencias que influyen en la restauración actual

FLEXITARIANISMO. La tendencia en favor del consumo de alimentos vegetales se ha visto reforzada en los últimos años. Cada vez son más las personas que eligen una dieta vegetariana, vegana o que simplemente reducen su consumo de carne. Ante esta creciente demanda por parte de los clientes, el mercado ha desarrollado una oferta cada vez mejor, ampliada, con sustitutos vegetales a base de legumbres o carne alternativa, un fenómeno que está teniendo un importante desarrollo en Estados Unidos.

RESPONSABILIDAD. Esta es probablemente la tendencia más importante de todas, ya que incide directamente en el modelo económico de los principales actores involucrados en el Food Service. La forma de producir, conservar, transportar y consumir debe replantearse para tratar de reducir el impacto humano en el medio ambiente, poniendo especial atención en el uso de plásticos en el empaquetado de los alimentos. Por esta razón, son cada vez más los profesionales implicados en el sector que ofrecen soluciones ecológicas y sostenibles, mediante circuitos cortos de comercialización o mejorando la gestión de sus residuos.

NATURALMENTE BUENO. Hoy en día los consumidores son plenamente conscientes de que salud y dieta están íntimamente ligadas. Aunque esta influencia es global, existen particularidades según la región del mundo donde nos encontremos. Así, si en Asia esta tendencia se vive de manera holística, vinculando plenamente salud y nutrición, en Occidente se consumen los alimentos ad hoc, para algo concreto (los denominados como súper alimentos). Los profesionales del Food Service forman parte de este movimiento desarrollando productos cada vez más naturales y saludables.

LOCAVORISMO. Es la tendencia que lleva a consumidores y chefs a recurrir a productos locales, bien por razones ecológicas, económicas o identitarias. Este comportamiento es aún más evidente entre las nuevas generaciones. Además de por el deseo de comer productos frescos, el consumo local se está desarrollando por razones económicas y, en algunos casos, para reforzar la cultura culinaria de los territorios. Promover la gastronomía local se ha convertido en un gran desafío para los países que desean desarrollar su potencial turístico a través de la cocina.

GLOBALIZACIÓN. En contraposición a la tendencia anterior, la oferta gastronómica es cada vez más variada en todo el mundo. Las culturas culinarias se difunden fácilmente gracias a los nuevos canales de comunicación. La mezcla de influencias en la cocina es un fenómeno mundial, lo que favorece el nacimiento de nuevas gastronomías. La globalización se ha convertido en una fuente de oportunidades para los actores que se desarrollan en numerosas partes del mundo.

PRACTICIDAD. Lo digital ha trastocado los modelos del Food Service: el auge de la comida a domicilio ha revolucionado la venta al por menor, la aparición de restaurantes virtuales abre el camino a nuevos servicios como el ‘click & collect’. De la misma manera, la reserva online o el pago virtual permiten al sector de la hostelería agilizar la experiencia del cliente, que espera un viaje cada vez más simplificado y sin obstáculos.

LUGARES DE EMOCIÓN. Los restaurantes y espacios gastronómicos se han convertido en lugares donde los consumidores experimentan emociones. Frente a la entrega a domicilio y otras formas de ocio, el restaurante debe ofrecer valor añadido, haciendo que sus clientes potenciales acudan al lugar o quieran regresar si ya lo han visitado. El avance digital es un factor importante en este cambio: ofrecer una experiencia completa puede reportar gran visibilidad al propietario del restaurante en las redes sociales.

Resumen
Título
Siete tendencias que influyen en la alimentación y restauración actuales
Descripción
Flexitarianismo, Responsabilidad, Naturalmente bueno, Locavorismo, Globalización, Practicidad, Lugares de emoción… siete influencias que influyen en la alimentación y restauración actuales.
Autor