La luz, el oxígeno, la humedad y la temperatura son los principales responsables del deterioro de los alimentos y, por tanto, los elementos cuyo efecto en los alimentos debemos frenar para aumentar la vida útil de los alimentos.

La oxidación de las grasas, reacciones enzimáticas, la destrucción de las vitaminas, los cambios de coloración de los alimentos y el crecimiento microbiano son algunas de las consecuencias de la acción de la luz, la humedad y el oxígeno sobre los alimentos.

En este sentido, y según publica recientemente AINIA Centro Tecnológico, aumentar la vida útil de los alimentos puede estar en manos del propio fabricante: depende directamente de la capacidad técnica de protegerlos debidamente de los principales responsables de su deterioro.

Utilizando correctamente los materiales barrera —aseguran desde AINIA— podemos evitar estos efectos por más tiempo. Por ejemplo, para alimentos muy sensibles a la actuación del oxígeno, como puede ser los platos preparados, la conservación en frío y los envases barrera en atmósfera protectora o modificada, pueden prolongar su vida útil en varias semanas. Los materiales barrera mantienen la humedad alejada de productos como los snacks, conservando por más tiempo su textura crujiente y, por supuesto, son cruciales cuando hablamos de aumentar la vida útil de productos altamente perecederos como lácteos, carnes y pescados.

Los materiales barrera de envasado permiten aumentar la vida útil de los alimentos, logrando reducir con ello el desperdicio de alimentos. Y el desarrollo de tecnologías para mejorar las propiedades de los envases barrera está posibilitando que la industria pueda beneficiarse de: mejoras en las propiedades barrera de los materiales, posibilitar el ahorro de costes, lograr materiales con mayor grado de reciclabilidad, en definitiva, materiales que suponen alternativas más sostenibles a los actuales sistemas de envasado.

Nuevas tecnologías

Según el Centro Tecnológico AINIA, en la actualidad la investigación tecnológica aplicada al desarrollo y mejora de las cualidades de envases barrera centra sus esfuerzos en distintos aspectos:

DESARROLLO DE NUEVAS MATERIAS PRIMAS. Para las mejoras en las propiedades barrera de los materiales, los esfuerzos se focalizan en el desarrollo de materiales y envases activos, nuevas materias primas menos permeables a la humedad como los sustitutivos de PS o con mayores propiedades barrera ante la luz. Destacan aquellos materiales que mantienen la barrera a los gases después del proceso de retort y el trabajo en plásticos que presentan mayor resistencia térmica. Un buen ejemplo podemos verlo en THERMASET. Se trata de un envase ligero y sostenible de PET, el cual es esterilizable y pasteurizable. Al mismo tiempo se trabaja en la optimización de las cualidades técnicas de los materiales como mejoras en la distribución de espesores en termoformado y retractilado, facilidades para el sellado y re-cerrabilidad (PSA), mejores propiedades ópticas o mecánicas, etc. Materiales alta barrera como TORAYFAN y BARRIALOX son una buena alternativa transparente al uso de láminas de aluminio en los envases y además mejoran la resistencia a las punciones.

NUEVAS TECNOLOGÍAS DE FABRICACIÓN. El desarrollo de nuevas tecnologías de fabricación como puede ser el empleo de micro y nanocompisites, así como nuevos adhesivos entre láminas, son clave para mejorar cualidades técnicas de los films plásticos tales como propiedades barrera a oxígeno, vapor de agua o luz, y hasta ofrecer una mayor resistencia a la perforación, entre otras. SHELFPLUS O2 es un ejemplo del desarrollo de material que incluye ‘masterbach’, un sistema de aditivación de polímeros que en este caso contiene ‘Fe’ y otras sales minerales. Así, consigue retardar las reacciones de oxidación de los alimentos envasados y mantener las propiedades organolépticas del alimento.

PERFECCIONAMIENTO DE NUEVOS FORMATOS. Se trabaja en nuevos formatos enfocados al ‘convenience packaging’, mayor ergonomía y envases más sostenibles. En definitiva, características más alineadas con las preferencias del consumidor. Por ejemplo, las bandejas ELITE, fabricadas únicamente en PET, convirtiéndose en un envase totalmente reciclable. Para ello se emplea un adhesivo innovador que se sitúa únicamente en la zona de sellado y permite el sellado a baja temperatura.

AVANCES EN NUEVOS SISTEMAS DE ENVASADO. Las nuevas tecnologías en envases barrera también se enfocan en la mejora de la eficiencia de los procesos, tanto de producción como de consumo. Nuevos sistemas de envasado que nos permiten: tratamientos altas presiones integrados en línea, desarrollo de equipos de envasado en condiciones higiénicas, envasado en brick con menor impacto ambiental… Entre otros, LeygaPACK es un nuevo envase flexible que ejemplifica este desarrollo. Se trata de un nuevo sistema de envasado que sustituye al envase rígido, lo que supone un ahorro de costes en torno al 40-60% y en espacio de almacenamiento.

DESARROLLO DE SISTEMAS PARA LA MEJORA DE LAS MEDICIONES Y ESTUDIOS DE VIDA ÚTIL. Medir la permeabilidad real en los envases alimentarios, así como los estudios de vida útil de los alimentos envasados con estos nuevos materiales, son aspectos fundamentales para conocer hasta qué punto se consiguen los objetivos marcados en su desarrollo. Algunos de los aspectos en los que se está trabajando son: sensores óptico-químicos para estudiar la cantidad de oxígeno que finalmente afecta al alimento, la cantidad de vapor de agua que logra superar las ultra-barreras, estudios que permiten conocer hasta qué punto los procesos de envasado y conservación afectan a las propiedades barrera de los materiales, o equipos de detección en línea de espesores, integridad de cierres, composición MAP, defectos, etc., entre otros.

Resumen
Título
Últimos avances que aumentan la vida útil de los alimentos
Descripción
Aumentar la vida útil de los alimentos puede estar en manos del propio fabricante: depende directamente de la capacidad de protegerlos debidamente de los principales responsables de su deterioro.
Autor