Un cuchillo que propone decir adiós a los molestos grumos que se forman cuando tratamos de untar la mantequilla fría, recién sacada del frigorífico, sobre la primera tostada de la mañana que, inevitablemente, acaba rompiéndose.

El cuchillo, llamado ‘ButterUp’ ha sido desarrollado por la compañía australiana con sede en Sídney ‘DM Initiatives’ con un diseño que incorpora un pequeño rallador para airear y ablandar la mantequilla haciendo que sea más fácil de untar.

Fácil de extender también significa usar menos cantidad de mantequilla, con el consiguiente ahorro en dinero y en salud. La forma rallador ha sido diseñada específicamente para la mantequilla y para evitar los bordes con filo cortante, de modo que limpieza resulta segura y fácil.

ButterUp está fabricado en acero inoxidable, por lo que resulta apto para lavavajillas y es de muy larga duración.

La compañía, ‘DM Initiatives’ se encuentra actualmente en fase de financiación a través de la plataforma de crowdfunding Kickstarter.