Por primera vez, el Príncipe Alberto de Mónaco ha colaborado con una destilería para seleccionar un Single Malt que portará su nombre. La excepcional barrica de whisky embotellada en su honor servirá para apoyar la conservación del medio ambiente.

Glenmorangie ha anunciado la colaboración exclusiva con el Príncipe Alberto II de Mónaco, quien por primera vez colabora con una destilería para seleccionar un Single Malt que portará su nombre. La excepcional barrica de whisky embotellada en su honor servirá para apoyar la conservación del medio ambiente, una causa por la que tanto el Príncipe como la destilería y la Casa de Escocia muestran su firme compromiso.

El pasado mes de junio el Príncipe Alberto de Mónaco visitó la Destilería Glenmorangie en las Highlands escocesas para explorar los secretos que esconde la creación de uno de los whiskys más complejos del mundo. A orillas de Dornoch Firth, el Príncipe —reconocido experto en whisky de malta— seleccionó una barrica con el asesoramiento del Dr. Lumsdem, director de Destilación y Creación del whisky Glenmorangie.

“El espléndido whisky de color dorado pálido fue madurado durante 12 años en una barrica de Bourbon. Reflejando los regalos de la naturaleza en sus notas de brezo, miel, plátanos, melocotones y lima, el embotellado personifica la pasión del Príncipe y Glenmorangie por los Single Malts y el mundo natural”, asegura Bill Lumsdem.

Conexión con Escocia

Por su parte, el Príncipe Alberto II de Mónaco ha comentado: “Tengo una conexión profunda con Escocia a través de mi tatarabuela y en mi visita a la destilería me encantó seleccionar una barrica para ser embotellada en apoyo a la Fundación Príncipe Alberto II de Mónaco, que promueve el desarrollo sostenible y la protección del medio ambiente. Estoy encantado de que Glenmorangie comparta este mismo cometido”.

Adornado con el escudo de armas de la Casa del Príncipe de Grimaldi, sólo se han creado 180 botellas. Las dos primeras se subastaron anoche en la gala anual de la Monte Carlo Whisky Society para recaudar dinero para la Fundación Príncipe Alberto II de Mónaco y para la Marine Conservation Society (MCS), con la que Glenmorangie colabora desde hace años. El resto de botellas se destinará a apoyar las futuras misiones de la fundación del Príncipe.

Cada botella está identificada de forma segura con un sello único y distintivo que garantiza la procedencia y autenticidad del excepcional embotellado.

Resumen
Título
Un single malt by Alberto de Mónaco
Descripción
Por primera vez, el Príncipe Alberto de Mónaco ha colaborado con una destilería para seleccionar un Single Malt que portará su nombre y servirá para apoyar la conservación del medio ambiente.
Autor