El fabricante de vidrio alemán Spiegelau, en colaboración con dos de los principales fabricantes de cerveza en los Estados Unidos, Sam Calagione de Dogfish Head y Ken Grossman de Sierra Nevada, ha desarrollado un nuevo modelo de copa para cerveza, con un preciso y matemático diseño que según los expertos cumple con todos los requisitos […]

El fabricante de vidrio alemán Spiegelau, en colaboración con dos de los principales fabricantes de cerveza en los Estados Unidos, Sam Calagione de Dogfish Head y Ken Grossman de Sierra Nevada, ha desarrollado un nuevo modelo de copa para cerveza, con un preciso y matemático diseño que según los expertos cumple con todos los requisitos para un perfecto servicio de esta popular bebida.

El modelo está pensado para potenciar todos los complejos perfiles aromáticos y gustativos de la cerveza: la delgadez del vidrio permite una mayor y más eficaz retención del frío; la curvatura — similar a la de una copa tradicional hasta su parte central — actúa como un ‘cohete’, asegurando una espuma compacta; y su fondo, con tres anillos redondeados, ayuda a mantener las condiciones iniciales de la bebida, de modo que el último trago sepa igual que el primero.

Según explica el fabricante, el nuevo modelo se ha logrado a través de una serie de talleres de diseño y de degustación en los que se consideraron cientos de posibilidades, entre las que finalmente los fabricantes de cerveza decidieron por unanimidad y en votación secreta, la copa ‘número 6’ de entre un total de ocho prototipos seleccionados.

Su precio, alrededor de 25 dólares (19 euros) la pareja de copas. La información detallada puede conseguirse a través de esta dirección.

{jathumbnail off}