2012 no ha cumplido en absoluto con las expectativas que todos habíamos depositado en él, lo cual no impide (o incluso facilita) que lo despidamos con un último capricho que sirva para dar la bienvenida a un año mejor. Como por ejemplo, una cucharadita de caviar acompañada de unos blinis y un sugerente cóctel de […]

2012 no ha cumplido en absoluto con las expectativas que todos habíamos depositado en él, lo cual no impide (o incluso facilita) que lo despidamos con un último capricho que sirva para dar la bienvenida a un año mejor. Como por ejemplo, una cucharadita de caviar acompañada de unos blinis y un sugerente cóctel de champagne con frambuesas y zumo de naranja.

Para los blinis, los mismos ingredientes que para hacer una tortita o crepe: leche, huevo, harina de trigo, azúcar, sal, una pizca de soda, aceite (para freir) y mantequilla (para untar).

Una vez elaborada la masa, ponemos una cucharada de ella en la plancha o sartén, freímos con el aceite hasta que aparezcan unas pequeñas burbujas, damos la vuelta y dejamos hacer de nuevo por ese lado. Retiramos, untamos la superficie con un ligero toque de mantequilla y acompañamos del caviar.

ulimo-antes12-2

Para el cóctel, champagne, azúcar, soda, zumo de naranja, frambuesas, licor de frambuesa y unas tiras de corteza de jengibre fresco si le apetece.

Mezclamos el champagne con el zumo de naranja; por otro lado, mezclamos el azúcar con unas cucharaditas de agua y calentamos en el microondas hasta que se haga un sirope; por separado, disolvemos otra parte de azúcar en soda; juntamos en un vaso de coctelería el champagne, el zumo, el azúcar con la soda y el licor de frambuesa y mezclamos sin agitar. Impregnamos el borde de las copas con el sirope azucarado, dejamos que seque. Servimos el cóctel decorando con frambuesas frescas y las tiras de jenjibre…. y ¡a brindar por el nuevo año!

{jathumbnail off}