Fresas, ciruelas, nísperos, albaricoques, cerezas, arándanos… En primavera los cítricos dejan paso a otras frutas de temporada que también dan lugar a zumos con propiedades hidratantes, antioxidantes, remineralizantes y tonificantes, o que podrían contribuir a mejorar el sistema inmunológico, entre otras.

Los expertos en nutrición y salud recomiendan un consumo responsable de zumos de frutas, para alcanzar la ingesta recomendada de frutas y hortalizas en una dieta diaria saludable y equilibrada, rica en frutas y hortalizas que puede ayudar al organismo a fortalecerse, regenerarse y afrontar el día a día con vitalidad.

Sobre todo, en épocas del año, como la primavera, en la que las condiciones meteorológicas y los cambios estacionales pueden volvernos más vulnerables y proclives al desarrollo de ciertas patologías que afectan fundamentalmente al sistema respiratorio, unas circunstancias en las que una buena dosis de vitaminas puede ayudar a combatir alergias comunes en esta época del año.

Y, justamente en primavera, es cuando los tradicionales cítricos del invierno dejan paso a otras frutas de temporada como las fresas, ricas en vitamina C, las ciruelas, una fuente de fibra reguladora del tránsito intestinal, y ricas en potasio, los nísperos, que son especialmente ricos en potasio y provitamina A, que mejora la vista y la piel, los albaricoques, que contienen carotenoides y provitamina A, las cerezas, fuente de antioxidantes procedentes de los pigmentos rojos de los frutos, o los arándanos, ricos en fibra, potasio y vitamina C.

Propiedades nutricionales de los zumos

Según la Asociación Española de Fabricantes de Zumos (ASOZUMOS), los zumos tienen propiedades hidratantes, antioxidantes, remineralizantes y tonificantes que podrían contribuir a mejorar el sistema inmunológico y a prevenir algunas enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer, así como el cansancio y la fatiga.

Entre todas las propiedades beneficiosas destaca su capacidad antioxidante, que contribuye a la protección del organismo. Los radicales libres, conocidos como EROS, son altamente tóxicos y pueden derivar en el desarrollo de graves enfermedades si no se combaten. Los antioxidantes de los zumos ayudan a inhibir la oxidación producida por los radicales libres y protegen al organismo de sus efectos negativos. Además, inhiben la oxidación que está relacionada con el envejecimiento. Por ello, en el caso de las personas de edad avanzada, los zumos de frutas pueden representar una buena alternativa para reducir el riesgo de ciertas enfermedades asociadas a la edad.

Resumen
Título
Zumos de primavera
Descripción
Fresas, ciruelas, nísperos, albaricoques, cerezas, arándanos… En primavera los cítricos dejan paso a otras frutas de temporada que también dan lugar a zumos con múltiples propiedades.
Autor