El proyecto internacional del Arca del Gusto nació, de la mano de la organización Slow Food para detener la pérdida de biodiversidad —que está avanzando a un ritmo rapidísimo— y para reunir y catalogar tanto la materia prima procedente de la agricultura como también los productos alimentarios trasformados que juegan un papel clave en la cultura, historia y tradiciones del mundo.

Desde 1996 Slow Food ha localizado más de mil quinientos productos en peligro de extinción procedentes de decenas de países de todo el mundo, y los ha agregado al Arca del Gusto, de modo que estos alimentos se encuentren, a partir de ese momento, documentados, reconocidos y protegidos, el objetivo final de un proyecto que nació para preservar productos artesanales que pertenecen a las culturas y a la historia del Planeta.

El Arca del Gusto recupera y cataloga alimentos, agrupa razas singulares y productos gastronómicos artesanos de excelencia contrastada y elaborados en pequeña escala que se encuentran en peligro de desaparición. El proyecto destaca el valor intrínseco de los productos que ofrece la tierra, los protege por estar arraigados en su cultura, historia y tradiciones, y promueve su consumo para salvaguardarlos como herencia y patrimonio de la humanidad.

La biodiversidad alimentaria incluye una increíble herencia de frutas, hortalizas, razas animales, quesos, panes, carnes curadas y dulces, tradiciones perdidas y olvidadas durante años por la industria que, en opinión de Slow Food ha elegido y utilizado sólo una reducida variedad de las especies disponibles dañando ecosistemas y mermando la elección del consumidor.

Con el Arca del Gusto se pretende llamar la atención sobre estos alimentos en peligro de extinción e invitar a todos a ayudar a protegerlos apoyando a sus productores. Un buen punto de inicio para subrayar el valor de éstos productos en riesgo de desaparición.

En la Comunidad Valenciana

En este sentido, en la zona geográfica de la Comunidad Valenciana Slow Food ha catalogado y documentado un total de 22 productos que han sido agregados al Arca del Gusto:

  • ACEITE DE SERRANA ESPADÁN. Aceite ecológico de oliva virgen extra, variedad Serrana Espadán. Se produce dentro del Parque Natural de la Sierra de Espadán, en Castellón. Se caracteriza por su rusticidad, vigor y resistencia a plagas y enfermedades.
  • ALL DEL BAIX MAESTRAT. Ajo rojo, variedad autóctona de sabor muy fuerte y conservación casi anual. La época de recolección es a últimos de junio y para conservarlos mejor y que no ocupen demasiado espacio se hacen ristras con un trenzado.
  • ARROS SENIA. Arroz de grano medio y con una gran facilidad para absorber el líquido al cocer sin quedar pegajoso. Área histórica de producción en humedales de la Comunidad Valenciana, principalmente en el área de influencia del Parque Natural de la Albufera.
  • BAJOCA DE MOTOR. Variedad judía de vaina aplanada muy productiva y rústica muy resistente a las enfermedades. Tradicionalmente se plantaba en los corrales de las casas cerca de los montones de estiércol. Actualmente es una variedad casi extinta que se cultiva para autoconsumo en L´horta Sud y la Ribera Alta.
  • BONICAIRE. Vino tinto mono varietal de uvas de la variedad Bonicaire, de viñedos viejos recuperados de la comarca del Alcoià y el Comtat. Área histórica de producción, Norte de Alicante y Sur de Valencia, unos 500 litros al año.
  • CACAU DEL COLLARET. Cacahuete de dos granos por vaina, organolépticamente es muy sabroso y con aromas al terruño donde se cultiva. Históricamente se plantaba en Alginet y Benifaió, pueblos limítrofes. En la actualidad se cultiva para autoconsumo y mantenimiento de las semillas.
  • CEBA MONQUELINA FINA. Mutación espontánea de la variedad Amonquelina ocurrida en el término de Benifaió. Por su carácter de ciclo bianual o de segunda siembra se replanta para conseguir los apreciados ‘cebollots’ en Valencia o ‘calçots’ en Cataluña.
  • GALLINA VALENCIANA DE CHULILLA. Callinas de puesta tradicionales en la Comunidad Valenciana, de pluma blanca o rubia. El área histórica de producción es toda la Comunidad y Chulilla en particular. Se estima una población de alrededor de dos mil ejemplares.
  • GARROFO DE LA CELLA NEGRA. Alubia con forma de media luna, de color blanco pajizo y con una coloración negra en una de sus puntas. Junto con la ‘Tabella’ son las únicas leguminosas que su utilizan en la paella y arroces caldosos. Área histórica de producción Meliana, en la comarca de l’Horta Nord.
  • MANZANA ESPERIEGA. Variedad de gran vigor, que se recolecta desde finales de octubre hasta finales de noviembre. Debido a la consistencia y textura de su pulpa es muy apropiada para consumir asada. Área histórica de producción la comarca del Rincón de Ademuz (Valencia).
  • MELÓ DEL PINYONET, MELÓ DE TOT L’ANY. Melón cuya semilla recuerda un piñón, de ahí su nombre “del pinyonet”. Se dejan amontonados en casa para que se purguen y sequen y pasados unos 15 días se atan los melones con un cordel y se cuelgan de las vigas del techo para consumirlos todo el año, de ahí su nombre: “Meló de tot l’any”. Área histórica de producción, Marina Alta.
  • MELÓ TENDRAL GROC DE SECA DE QUATRETONDA. Melón de semilla muy plana y alargada, de siembra directa. El área historica de producción es en La Vall D’Albaida el triángulo que forman las poblaciones de Llutxent, Pobla del Duc y Quatretonda. Al haber introducido el riego por goteo en la zona ya no se siembra. Tan solo un productor lo hace para mantener la semilla y para autoconsumo.
  • ÑORA DE GUARDAMAR DEL SEGURA. Esta variedad de pimiento se produce predominantemente en Murcia y en Vega Baja del Segura (Alicante), pero el tradicional y delicado proceso de secado solamente se realiza en Guardamar del Segura. Al final el proceso de secado en octubre, familias enteras ensartan los pimientos en ristras de 1,5 metros de longitud, que se exponen brevemente al sol fuera de las ventanas, balcones, puertas y terrazas, confiriendo al entorno un aspecto singular.
  • OLI DE BLANQUETA DE MURO D’ALCOI. Aceite del tipo frutado amargo, sabor acentuado a aceitunas y con notas amargas y picantes. La variedad Blanqueta es autóctona de la Comunidad Valenciana. Se cultiva principalmente en la Foia de Castalla, El Comtat, La Vall D´Albaida y La Canal de Navarrés. Los trabajos de recuperación de la variedad se inician a través del proyecto Microvinya, en Muro.
  • OLI DE CANETERA. Variedad histórica que se cultiva en las comarcas castellonenses del Baix Maestrat y la Plana Alta. Se cree que es originaria del municipio de Canet lo Roig. El cultivo es de árboles diseminados, no hay fincas donde todos los árboles sean de esta variedad.
  • OLI D’OLIVA DE ALFAFARENCA. La variedad Alfafarenca da unos aceites muy aromáticos con frutado verde ligeramente amargo. La variedad surgió en la comarca de l’Alcoià (probablemente en la localidad de Alfafara) y se extendió por el Comtat y la cuenca alta del Vinalopó. En estas áreas el aceite de oliva forma parte ineludible de la cultura, la gastronomía y la forma de vida de sus gentes.
  • OVELLA GUIRRA O ROJA LEVANTINA. Considerada como raza de protección oficial, es apta para carne-leche-lana y su principal aprovechamiento son los corderos, aunque también se ordeña y produce lana fina. Ocupa la zona costera de Alicante, Valencia y Castellón, con algunas derivaciones hacia las montañas del interior.
  • PANSA DE DENIA. Uva pasa que se obtiene de la variedad moscatel romano introducida en la zona en época de dominación romana, aunque no fueron estos quienes iniciaron el proceso de elaboración sino los árabes en su posterior ocupación de la zona. Área histórica de producción, Les Marines.
  • QUESO DE LECHE CRUDA DE OVEJA GUIRRA. Queso de leche cruda coagulado con cardo vegetal, de tres meses de maduración, de formato cilíndrico de unos dos kilos de peso. Se elabora con leche cruda de oveja guirra, raza también llamada roja levantina o “sudat”. Área histórica de producción la Comunidad Valenciana en su conjunto, unos 400 kilos al año.
  • TARONJA BLANCA COMUNA. Variedad muy parecida a la Imperial o la Castellana, predecesora de la Salustiana o la Valencia. Históricamente cultivada en la Comunidad Valenciana, en la actualidad se han encontrado ejemplares centenarios en el término municipal de Alzira.
  • TOMATA CUARENTENA. Tomate de color rojo brillante destinado al consumo en fresco. Era cultivada en el término municipal de Alginet, en la comarca de la Ribera Alta del Júcar, en Valencia. Los ataques de Mildiu hicieron abandonar el cultivo del tomate en la zona, siendo sustituido por frutales y otras hortícolas.
  • TOMATE MORADO DEL RINCÓN DE ADEMUZ. Variedad tradicional en la zona del Rincón de Ademuz. La introducción de variedades comerciales (híbridas) que persiguen más precocidad, producción y homogeneidad está ocasionando un progresivo abandono de su cultivo y pérdida de las características propias de la variedad.
Resumen
Título
22 productos en peligro de extinción en la Comunidad Valenciana
Descripción
Slow Food ha catalogado y documentado un total de 22 productos en peligro de extinción en la Comunidad Valenciana, que han sido agregados al Arca del Gusto.
Autor