El Valle de Caderechas, al noroeste de la Bureba en la provincia de Burgos, una fértil zona que da lugar a dos productos de excepcional calidad y singularidad como las cerezas y las manzanas reinetas reconocidas por Marcas de Garantía, mejorará sus accesos gracias a las nuevas obras que acometerá próximamente el MAGRAMA.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente acometerá próximamente la ejecución del proyecto de mejora de los accesos al Valle de Caderechas en Burgos, unas obras que consistirán en la mejora de un total de 14,6 kilómetros de caminos que dan acceso a esta privilegiada zona.

Con un presupuesto cercano a los 460.000 euros, se mejorarán los tramos que se encuentran en peor estado, que a su vez son los que permiten dar un acceso mejor y más directo a los núcleos de población de Herrera de Valdivieso y Madrid de Caderechas (Barrio de la Mazuela), bien desde la carretera local BU-V-5024 desde Quintanaopio o desde la carretera nacional N-232 desde Oña.

Se trata de una actuación muy esperada y necesaria para los usuarios del camino, ya que contribuirá notablemente al desarrollo económico de la zona. Las mejoras facilitarán la comercialización de los recursos agrarios —entre ellos las conocidas cerezas y manzanas reinetas— que constituyen el motor económico de la comarca, así como la implantación de otras actividades económicas que precisan de vías de comunicación adecuadas.

Equilibrado conjunto geográfico

El valle de Caderechas está situado en la provincia de Burgos, al noroeste de La Bureba, una zona en la que la mezcla de bosques, plantaciones de frutales y valles fértiles y angostos configura un entorno geográfico de singular belleza. Sus pueblos, que forman un equilibrado conjunto entre el Valle de Valdivielso, los páramos de la Lora y la depresión de la Bureba, mantienen todo su sabor tradicional.

La primavera en Caderechas es un prodigio de colorido, especialmente coincidiendo con la floración de los cerezos: Río Quintanilla, Hozabejas, Rucandio, Huéspeda, Madrid de las Caderechas, Ojeda, Herrera de Caderechas, Quintanaopio y Cantabrana forman un circuito en el que perderse en su arquitectura popular, basada en la mezcla de entramados de madera con relleno de adobe y el uso de la piedra integrado perfectamente en el paisaje.

Un privilegiado entorno que destaca, además, por dos de sus productos, de excepcional calidad y singularidad: las cerezas y las manzanas reinetas, reconocidas por sus correspondientes Marcas de Garantía concedidas por el organismo oficial correspondiente, el Instituto Tecnológico Agrario de la Junta de Castilla y León.

Resumen
Título
Mejores accesos a los cerezos y manzanos del Valle de Caderechas
Descripción
El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente acometerá próximamente la ejecución del proyecto de mejora de los accesos al Valle de Caderechas en Burgos, un total de 14,6 kilómetros de caminos.
Autor