Desde hoy lunes y hasta el próximo viernes 20 de julio se está impartiendo en el Palacio de la Magdalena de Santander el seminario de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo ‘Aceite de oliva. Cultura del pasado, aromas del presente y bienestar para el futuro’, una actividad académica en la que se pretenden reflejar tanto los […]

Desde hoy lunes y hasta el próximo viernes 20 de julio se está impartiendo en el Palacio de la Magdalena de Santander el seminario de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo ‘Aceite de oliva. Cultura del pasado, aromas del presente y bienestar para el futuro’, una actividad académica en la que se pretenden reflejar tanto los aspectos culturales, históricos y económicos, como los resultados de los proyectos de investigación sobre las propiedades del aceite de oliva en relación con la salud.

Bajo la dirección de Álvaro González-Coloma y Pascua, director gerente de la Fundación Patrimonio Comunal Olivarero y Carlos Sánchez Laín, director de la Agencia para el Aceite de Oliva, el título del seminario quiere significar que el aceite de oliva no es sólo una fuente nutritiva, sino que tras él se esconde un universo de amplia significación simbólica, artística y cultural, placer para los sentidos y fuente de salud que trasciende mucho más allá de lo que se puede imaginar.

El fenómeno de la longevidad

aceite-oliva4Hoy sabemos que la longevidad es un fenómeno en cuyo desarrollo tienen un importante papel los factores ambientales y los genéticos. De la interacción entre ambos resultan las enfermedades crónicas propias del envejecimiento, como son los procesos cardiovasculares, el cáncer y los problemas neurodegenerativos.

En este sentido, la alimentación es el factor ambiental más importante, ya que juega un papel crucial en la conservación de la salud. Una alimentación sana, a lo largo de toda la vida, basada en la Dieta Mediterránea, recientemente declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, a su vez apoyada en el consumo de aceite de oliva, es uno de los modelos de alimentación que más facilita un envejecimiento saludable.

Beneficios ausentes en otras grasas alimentarias

aceite-oliva5El aceite de oliva, cuando supone la principal fuente de grasa de la dieta, aporta unos beneficios que están ausentes en otras grasas alimentarias, a pesar de que tengan una composición similar. Al ser un zumo natural generado y envasado sin ningún aditivo, el aceite de oliva no sólo constituye una fuente de ácidos grasos de gran valor nutricional, sino que además proporciona cientos de micronutrientes, principalmente antioxidantes, entre los que se incluyen los compuestos fenólicos, la vitamina E, los carotenos y el escualeno.

Homenaje a un alimento clave para la salud

Este seminario quiere rendir homenaje a un alimento, el aceite de oliva, que es clave para la salud, sustrato histórico y artístico de los países que lo producen y un elemento fundamental para la riqueza y el sostenimiento de los pueblos de la cuenca mediterránea sin el cual no existiría una de las culturas más importantes de nuestra especie, la cultura mediterránea.

{jathumbnail off}