La Diputación Provincial de Huesca ha anunciado un nuevo paquete de ayudas al sector de la trufa negra por importe de 360.000 euros destinadas, en su mayor parte, a la mejora de las plantaciones truferas ya existentes, además de otras para nuevas hectáreas dedicadas a este cultivo en la provincia.

En total, a lo largo de 2015 se invertirán más de 600.000 euros en el sector de la trufa, ya que este programa de fomento de la truficultura se ve reforzado con la vertiente formativa, la de promoción y su uso en la cocina y, sobre todo, con la investigación y experimentación desde el CIET.

Las ayudas al cultivo de la trufa para 2015 están pensadas para consolidar y hacer más productivas las plantaciones existentes, que en este momento superan las 1.100 hectáreas. La publicación de la convocatoria está prevista para finales de este mes de enero, momento a partir del cual los interesados podrán presentar sus solicitudes a la Diputación Provincial de Huesca. Para la mejora de las plantaciones mediante una instalación de riego la subvención por hectárea será de 2.500 euros por hectárea, un capítulo en el que además se podrán sufragar los gastos derivados de la distribución de riego en la parcela, la realización de pozos y otros sistemas de traída de agua o almacenamiento.

‘Tuber melanosporum’

Como en anteriores convocatorias también se concederán ayudas para la instalación de nuevas plantaciones donde las especies a utilizar serán encina o roble inoculadas con Tuber melanosporum (trufa negra) y que tendrán que incluir en todos los casos el cercado de la finca.

La subvención máxima para cada plantación, que debe ser como mínimo de 2.000 metros cuadrados, será de 20.000 euros. El porcentaje que aportará la Diputación será del 80% de los gastos y, para ambos, también serán objeto de subvención el coste de los trabajos, maquinaria y herramienta propios aportados por el titular para la realización de la nueva plantación o la instalación del riego.