El 21 de febrero de 1965 Bimbo lanzaba al mercado el primer pan de molde de la compañía, fabricado en la planta barcelonesa de Granollers, introduciendo así en España un producto que hasta entonces era prácticamente desconocido.

El principal responsable de la llegada de Bimbo a España fue Jaime Jorba, un empresario español que había emigrado a México en los años 40 para fundar Grupo Bimbo, y que posteriormente regresó para construir el mismo modelo de compañía en España.

Pese a las dificultades iniciales para introducir un producto novedoso en unos hábitos de consumo muy tradicionales, los responsables de la compañía actuaron con creatividad e ingenio, y lograron que, poco a poco, el pan de molde se convirtiera en parte de la alimentación diaria del consumidor español.

Además del pan de molde, la primera gama de productos en España incluía productos de bollería, biscotes y magdalenas, a los que enseguida se unió la pastelería, también con una vocación pionera en su segmento. Nombres como Bony, Tigretón, Bucaneros o Pantera Rosa se fueron convirtiendo en un clásico de la merienda de los más pequeños.

Durante las siguientes décadas se consolidó como una de las principales marcas del sector alimentario en España, lo que repercutió en la ampliación de sus capacidades de producción —actualmente cuenta con ocho plantas— y también del alcance de su distribución. Actualmente la compañía sirve a 50.000 puntos de venta a través de cerca de 1.000 rutas por todo el territorio.

Resumen
Título
Bimbo, 50 años desde la entrada del pan de molde en España
Descripción
El 21 de febrero de 1965 Bimbo lanzaba al mercado el primer pan de molde de la compañía, introduciendo en España un producto prácticamente desconocido.
Autor