Conocidas como las «catedrales del vino», durante los primeros años del siglo XX proliferaron las bodegas construidas al amparo de la eclosión del cooperativismo y el Modernismo. Hoy estas edificaciones se erigen como testimonio vivo de una época convulsa pero caracterizada por la creatividad, el ingenio y, especialmente, la colaboración entre propietarios y jornaleros, entre […]

Conocidas como las «catedrales del vino», durante los primeros años del siglo XX proliferaron las bodegas construidas al amparo de la eclosión del cooperativismo y el Modernismo. Hoy estas edificaciones se erigen como testimonio vivo de una época convulsa pero caracterizada por la creatividad, el ingenio y, especialmente, la colaboración entre propietarios y jornaleros, entre la ciudad y el campo.

Bodegas. Cooperativismo + Modernismo, exposición que acaba de inaugurar CaixaForum Barcelona y que se podrá ver hasta el 16 de octubre, ofrece las claves para entender el valor artístico y la singularidad arquitectónica de estas bodegas, así como su historia y las innovaciones técnicas y constructivas que conllevaron. Todo ello, tomando como hilo conductor a los arquitectos (principalmente a Cèsar Martinell, que proyectó más de la mitad de estos edificios) y a las personas que vivieron o aún viven en ellos y con un objetivo final: redescubrir las bodegas que todavía hoy dominan el paisaje de numerosos pueblos de Cataluña. Para ello, el público encontrará fotografías, infografías y audiovisuales, pasando por documentación de la época, así como pantallas táctiles interactivas y otros elementos museográficos.

La exposición ha sido organizada por la Obra Social ”la Caixa” y el Departamento de Cultura de la Generalitat de Cataluña en el marco del programa Bodegas Cooperativas que llevan a cabo con el objetivo de rehabilitar ocho bodegas modernistas de gran valor artístico, así como difundir su importancia con iniciativas como la muestra que se presenta ahora en CaixaForum Barcelona.

{jathumbnail off}